Actividades

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
Tfno: +34 913 439 600 / 604     ✝      Contacto      ✝      Actividades

Crónica de las XLVI Jornadas Nacionales de Liturgia

La música litúrgica en España. A los 50 años de la instrucción Musicam sacram
(Santander, 17-20 de octubre de 2017)

En esta ocasión fue la bella ciudad de Santander la que dio acogida a los 140 participantes en las jornadas nacionales de liturgia, en su magnífico seminario de Monte Corbán. Hacemos únicamente una breve reseña de los actos realizados, puesto que todo será publicado próximamente en la revista Pastoral litúrgica.

A las 17:30 h. del día 17 de octubre, después de la oración de apertura, tomó la palabra Mons. Manuel Sánchez Monge, obispo de Santander, dando la bienvenida a los participantes. A continuación, Mons. Julián López Martín, obispo de León y presidente de la Comisión Episcopal de Liturgia, hizo la presentación de las Jornadas que iban a tener como base de las reflexiones la Instrucción Musicam Sacram, en su 50 aniversario (25-3-1967).  Apuntó también que el tema del canto y la música habían sido tratados en otras jornadas, al menos en dos ocasiones, en 1990 y 2007. Concluyó leyendo una carta enviada por Mons. Arthur Roche, arzobispo secretario de la Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos.

La primera ponencia –La Instrucción Musicam Sacram– a  cargo de Mons.  Valentino Miserachs Grau, director de la Capilla Liberiana de Santa María la Mayor, director emérito del Pontificio Instituto de Música Sacra (Roma) y compositor, hizo un recorrido histórico desde la propia biografía, a partir de Pío X hasta Juan Pablo II, fijándose especialmente en la instrucción citada y destacando algunos puntos fundamentales de la misma.

Siguió la Ponencia que llevaba por título: El proceso de redacción de Musicam Sacram, por el P. José López Calo, SJ, fundador del Centro de Investigación de Música Religiosa Española, y que tuvo parte activa en el proceso de redacción del documento estudiado. Informó sobre los entresijos y polémicas que acompañaron la citada instrucción. Al no poder estar presente, leyó la ponencia don Óscar Valado Domínguez.

El primer día concluyó con la celebración de Vísperas y de la Eucaristía en la capilla del Seminario, muy participada por los asistentes que gozaron del canto y la oración litúrgica.

El segundo día de las jornadas, después del canto de Laudes, se inició con la ponencia: 50 Años de Música Litúrgica en España, por D. Aurelio Sagaseta Ariztegui, Maestro de Capilla de la Catedral de Pamplona, que informó de los aspectos negativos y positivos, de los logros y desaciertos de estos 50 años.

D. Oscar Valado Domínguez, consultor responsable de música del Secretariado de la C. E. de Liturgia, hizo una Presentación de los resultados del cuestionario sobre música de la CEE. Dicha presentación era la respuesta a un cuestionario on line que se ha hecho sobre el uso y la práctica del canto y la música en las celebraciones litúrgicas en España y que ha sido respondido nada menos que por 3742 personas.

Siguieron tres comunicaciones: El canto gregoriano, a cargo del P. Laurentino Sáenz de Buruaga, OSB, director de la Escolanía del Valle de los Caídos; La polifonía y los coros, por D. Antonio Tomás del Pino Romero, director del Coro de la Catedral de Málaga; El Canto Religioso Popular, por el P. Luis Elizalde Ochoa, CMF, compositor. Cada uno de ellos ofreció su experiencia y sus conocimientos musicales, ofreciendo aportaciones muy interesantes sobre la belleza y dignidad del canto litúrgico, en sus distintas modalidades. Hubo espacio para un rico intercambio entre los asistentes y los ponentes.

Por la tarde de este segundo día, 18 de octubre, tuvo lugar la ponencia: El canto de la palabra: El salmo responsorial, a cargo de D. Teodomiro Álvarez García, profesor en el seminario diocesano de León y director de la Coral Isidoriana de León. Haciendo referencia al Directorio sobre el Salmo responsorial y el ministerio del salmista, publicado por el Secretariado de la Comisión Episcopal de Liturgia (20042), insistió, donde sea posible, en la necesidad de cantar el salmo responsorial y formar a los salmistas.

D. Jesús Rosillo Peñalver, director del secretariado diocesano de música sacra de la diócesis de Orihuela-Alicante, apoyándose en la constitución Sacrosanctum Concilium, en la instrucción Musicam Sacram, en el Ritual de Exequias y en el Directorio del Secretariado Nacional de Liturgia sobre el canto y la música (2007), expuso el tema tan delicado y espinoso de La Música en las bodas y funerales. Tema que se complica, aún más, por el uso indiscriminado de las páginas web. Hubo un diálogo muy enriquecedor.

Finalizó la tarde con la ponencia: La animación del canto litúrgico. Teoría y práctica, por D. Guillermo Alonso Ares, director de coro. Hizo una serie de aportaciones muy interesantes sobre el papel del animador del canto.

El tercer día, D. Óscar Valado Domínguez informó a la asamblea del proyecto de una Antología de textos del Magisterio sobre música sagrada. Esta obra contiene 96 referencias, agrupadas por pontificados, a partir de Pío X. A cada una de las partes, precede una introducción que ha sido realizada por un experto. La obra se completa con un conjunto de índices que haga más útil el uso de este tipo de publicación, inexistente en nuestra lengua. Se estima que aparecerá en 2018.

A continuación hubo una mesa redonda que, en su primer momento, versó sobre La formación litúrgico-musical, a cargo del P. Laurentino Sáenz de Buruaga, OSB,  que habló de su experiencia en la educación musical de los niños; siguió D. Daniel Alberto Escobar Portillo, profesor de música en el seminario de Madrid y delegado episcopal adjunto de liturgia de la diócesis de Madrid, que se centró en la formación de seminaristas; y D. Enrique Campuzano Ruiz, profesor del Curso Nacional de Organistas Litúrgicos, que informó sobre el desarrollo, programa y vicisitudes de esta escuela de organistas. Hubo después un diálogo con interesantes aportaciones, incluso desde la Universidad de la Santa Cruz de Roma, donde se trata de orientar a los alumnos, tanto en el campo de la enseñanza como en el de la investigación.

En la segunda parte de la mesa redonda se trató el tema de las Nuevas composiciones, intervinieron los compositores D. Antonio Noguera Guinovart y el P. Luis Elizalde Ochoa, CMF. Se dijo, entre otras cosas, que es difícil componer, tanto por las características del canto litúrgico, como también por la falta de textos apropiados. Siguió un diálogo donde se propuso la conveniencia de hacer nuevas composiciones para celebraciones de santos (mártires, vírgenes, pastores…) y sobre la necesidad de marcar unas pautas que ayuden a los compositores en su tarea de creación.

Al final de la mañana, como suele ser habitual, se celebró una reunión con los delegados diocesanos de liturgia, donde se informó sobre proyectos y publicaciones del Secretariado de la Comisión Episcopal de Liturgia. Y, por la tarde, los participantes en las jornadas se dirigieron al monasterio de santo Toribio de Liébana, en este Año Jubilar Lebaniego, para la celebración de la Eucaristía y lucrar la indulgencia jubilar. Después de la cena, el grupo musical «Ars poliphonica» nos deleitó con una serie de obras renacentistas de gran calidad y una excelente interpretación.

El último día, después del canto de Laudes, tuvo lugar el Acto de homenaje a D. Juan Jáuregui Castelo, sacerdote diocesano de Santander y compositor, recientemente fallecido, que corrió a cargo de D. Álvaro Asensio Sagastizábal, delegado de liturgia de la diócesis de Santander.

Mons. Manuel Sánchez Monge, obispo de Santander, tuvo la ponencia conclusiva que trató sobre La música en el contexto de la belleza litúrgica, en la que, inspirándose en textos del Magisterio de la Iglesia y de los Santos Padres, resaltó la grandeza de la belleza en la liturgia y en la sociedad, pero también de la ambigüedad del término, concluyendo en la necesidad de la educación estética.  

Finalmente Mons. Julián López Martín, como acto de  clausura, en primer lugar propuso algunas conclusiones, extraídas de lo tratado en las jornadas, y en las que destacó la importancia de la música en la liturgia, como parte integrante de la misma; la necesidad de la formación musical, tema muy repetido a lo largo de estos días; dar primacía a los cantos que contienen textos litúrgicos y, haciéndose eco de lo dicho anteriormente, en la necesidad de proponer criterios que puedan servir a los compositores y a los músicos. Recordó que hace falta una escuela o un centro de música sagrada en España y que se ve necesario también un diálogo entre músicos y liturgistas. Recogió la conveniencia de la creación de un portal web para el intercambio de materiales y creaciones. También recogió el sentir de los músicos para que publique el acompañamiento de órgano de los cantos contenidos en el Cantoral Litúrgico Nacional.

Han sido unas Jornadas muy positivas, en las que los asistentes disfrutaron de las ponencias, el ambiente, las aportaciones y las celebraciones, y comprobaron que la instrucción Musicam sacram sigue teniendo validez y actualidad, para que nuestras celebraciones sirvan de verdad para alabar al Señor y cantar la fe de la Iglesia, con una música digna y apropiada.

Javier Rodríguez Velasco
Delegado diocesano de liturgia de Burgos

 
 

2017-10-30T11:25:27+00:00 martes 24 octubre, 2017|