Actividades

febrero 2018
L M X J V S D
« Ene    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728  
Tfno: +34 913 439 600 / 604     ✝      Contacto      ✝      Actividades

Orientaciones para las comunidades de acogida

El turista es un don. La acogida en el turismo se funda en convicción que el otro (el turista, el visitante) es un don, desconocido, y no obstante esperado. La feliz convergencia de ser un desconocido pero al mismo tiempo alguien esperado, y no únicamente por factores económicos, se convierte a nivel eclesial en una gran oportunidad para abrir el corazón, la mente, el espíritu y también para prepararnos, en lo que convenga para recibirle como lo que es: un hijo de Dios, aunque en ocasiones ni él mismo tenga conciencia de su gran dignidad. Esta acogida, debe ser al mismo tiempo un compromiso de las comunidades cristianas hacia aquellos que trabajan en el mundo del turismo, en la mayoría de las ocasiones, personas que han tenido que emigrar de sus países de origen.

Teniendo en cuenta esta premisa, y haciendo suyos los objetivos que cada una de las Iglesias diocesanas, algunas de las acciones concretas a emprender por parte de las parroquias pueden ser las siguientes:

> Desarrollar una catequesis sobre el tiempo libre y el turismo, cuando así lo aconseja la realidad del lugar, tanto para los cristianos residentes como para los turistas.

> Promover y sostener acciones de apoyo y prevención a favor de los grupos que  pueden ser víctimas de una promoción errónea del turismo o del comportamiento de los turistas.

> Promover, acoger y estimular la acción de los grupos de apostolado especialmente dedicados a personas que viven y trabajan en el sector del turismo, aun cuando estos ambientes no se encuentren en la parroquia misma.

> Formar un grupo permanente de laicos que pueda estudiar y aconsejar sobre las acciones pastorales a emprender en el campo del turismo.

>  En los lugares de presencia turística intensa, adaptar los servicios a las necesidades de los turistas, de forma que se facilite el contacto personal, la celebración de la fe, la oración individual, el testimonio de la caridad.

> Crear servicios específicos para los trabajadores del turismo, acorde con sus horarios y sus condiciones de trabajo.

> Proponer los medios adecuados para que los visitantes puedan participar en las celebraciones Eucarísticas haciendo uso de su propia lengua u otras expresiones de su cultura, siempre con el máximo respeto a las disposiciones litúrgicas vigentes.

> Mantener convenientemente actualizada una constante información sobre los servicios parroquiales y cuidar que los turistas puedan disponer de ella en sus hoteles, en puntos de información o en otros medios de difusión. Esta información puede ser tanto a nivel de las parroquias, arciprestazgos o zonas.

> El turismo nos proporciona una mayor posibilidad de vivir el Ecumenismo. Atender a los pastores y a las diversas comunidades no católicas.

2017-10-10T15:06:00+00:00 viernes 1 abril, 2016|