El Vicario General de Osma-Soria, Gabriel-Ángel Rodríguez Millán, ha sido elegido Administrador diocesano para regir la Sede oxomense-soriana durante el periodo de Sede vacante producida por el traslado de Mons. Melgar Viciosa al Obispado de Ciudad Real. La elección se ha producido en la mañana del lunes, 23 de mayo, durante la reunión del Colegio de consultores de la Diócesis.

El Colegio de consultores, nombrado en diciembre de 2014, está compuesto por siete sacerdotes diocesanos: Gabriel-Ángel Rodríguez Millán (Vicario General), Juan Carlos Atienza Ballano (Vicario episcopal de patrimonio), Ángel Hernández Ayllón (Vicario episcopal de pastoral), Jesús Florencio Hernández Peña (párroco de Ólvega), Mario Muñoz Barranco (párroco de El Salvador, en Soria), Manuel Peñalba Zayas (párroco de Santa Bárbara, en Soria) y Alberto Dueña Ocón (párroco de San José, en Soria)

Tras la reunión ha sido comunicada la elección a la Nunciatura Apostólica en España, al presidente de la Conferencia Episcopal Española así como al Arzobispado de Burgos, Sede metropolitana de la que depende la Diócesis de Osma-Soria.