El Jurado designado por la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS) y constituido en Madrid el 21 de octubre de 2010 para conceder los “Premios ¡Bravo!” correspondientes a dicho año, teniendo en cuenta que el fin de este galardón es “reconocer, por parte de la Iglesia, la labor meritoria de todos aquellos profesionales de la comunicación en los diversos medios, que se hayan distinguido por el servicio a la dignidad del hombre, los derechos humanos y los valores evangélicos” (Normas, art. 2), decidió otorgar los siguientes “Premios ¡Bravo!”:

  • PREMIO ¡BRAVO! ESPECIAL: A Dª Paloma Gómez Borrero, periodista y escritora, por su trayectoria ejemplar en la que ha sabido elaborar, con interés y atractivo para el gran público, tanto la información religiosa referida a la Santa Sede como la información general, hecha con profesionalidad y sensibilidad, mostrando en su crónicas radiotelevisivas y artículos no sólo lo noticiable de los acontecimientos, sino también la humanidad y dimensión trascendente de las personas. Especialmente es digno de destacar su trabajo para acercar a la opinión pública española la persona y mensaje de los papas Juan Pablo II y Benedicto XVI.

  • PREMIO ¡BRAVO! DE PRENSA: Al periodista D. Juan Vicente Boo, corresponsal del Diario ABC en el Vaticano, por su competente labor profesional en la que refleja de manera hábil y natural en sus crónicas romanas tanto el acontecer del Vaticano como las claves coyunturales y religiosas que ayudan al público a situarse de manera correcta en la comprensión de la información religiosa.

  • PREMIO ¡BRAVO! DE RADIO: Al periodista D. Juan Pablo Colmenarejo, director del programa “La Linterna” de la Cadena COPE, por realizar un excelente espacio radiofónico en el que armoniza la información rigurosa con la opinión ponderada sobre la actualidad política, social, cultural y económica. Todo ello conducido de forma interesante y amena, logrando un producto donde la información, el entretenimiento y el criterio se conjugan con naturalidad.

  • PREMIO ¡BRAVO! DE TELEVISIÓN: A la serie “Padre Casares”, del Grupo Voz-Audiovisual, emitida por Televisión de Galicia (TVG), en la que expone con gran interés humano la vida de cada día de un sacerdote en su parroquia y los distintos avatares de la gente que con él se relaciona, presentando la imagen cercana y a la vez trascendente de un cura, en la que se refleja a la vez la generosidad de la multitud de tantos otros buenos sacerdotes anónimos entregados por Dios de forma callada al servicio de los demás.

  • PREMIO ¡BRAVO! DE CINE: A la película “La última Cima”, dirigida por D. Juan Manuel Cotelo, en la que con agilidad, buen humor y profundidad, se muestra en forma de reportaje cinematográfico el testimonio atrayente y alegre del sacerdote y teólogo D. Pablo Domínguez Prieto, cuya muerte accidental conmocionó a la opinión pública española en la que era conocido por sus grandes cualidades humanas y sacerdotales. Esta película supone una afirmación realista y luminosa del sentido de la vida ejemplar de un sacerdote católico de hoy, especialmente oportuna en el contexto actual.

  • PREMIO ¡BRAVO! DE MÚSICA: A la Escolanía de la Abadía de Montserrat, por su constante y secular trabajo a favor del culto litúrgico en el seno de la Iglesia a la par que exponente de la tradicional labor monacal de educación y cultivo musical de las jóvenes generaciones. La Escolanía de Montserrat contribuye a aunar, a través del arte musical, culto y cultura, testimoniando así por medio del canto litúrgico la belleza del misterio de Dios, lección de la que tan necesitados están los hombres y mujeres de nuestro tiempo.

  • PREMIO ¡BRAVO! DE PUBLICIDAD: A la Organización Católica “Manos Unidas” por sus 50 años de campañas publicitarias, verdaderamente pioneras en el ámbito eclesial, y que constituyen una creativa y ejemplar utilización de la publicidad al servicio de la causa de la erradicación del hambre en el mundo y a la generación de una verdadera cultura de la solidaridad o “civilización del amor”. En estas campañas además de mostrar las necesidades más acuciantes de las poblaciones desfavorecidas del mundo, se da cuenta transparente de la generación de los recursos humanos y financieros y su destino adecuado para solventar dichas carencias.

  • PREMIO ¡BRAVO! DE NUEVAS TECNOLOGÍAS: A la agencia de noticias televisivas “Rome Reports”, que además de hacer una amplia cobertura informativa de la vida de la Iglesia en Roma y elaborar excelentes producciones audiovisuales sobre los temas religiosos de actualidad, realiza una creativa y eficaz utilización de las nuevas tecnologías de la comunicación, en especial de Internet, para proveer generosamente de contenidos informativos eclesiales a operadores de radio y televisión católicos de todo el mundo.

  • PREMIO ¡BRAVO! AL TRABAJO DIOCESANO EN MEDIOS DE COMUNICACIÓN: Al programa “De par en par”, de la diócesis de Orihuela-Alicante, producción televisiva eclesial pionera en España, que desde hace casi dos décadas lleva la vida de la Iglesia diocesana y universal, así como los grandes temas cristianos, al mundo de las televisiones locales, mostrando así la actualidad viva del mensaje evangélico de la Iglesia, cercano a la vida de los hombres y mujeres de nuestro tiempo, a sus sufrimientos y gozos.

El Jurado para la concesión de estos “Premios ¡Bravo!” ha estado compuesto por monseñor Mons. Joan-Enric Vives i Sicilia, arzobispo de Urgell y miembro de la CEMCS, que actuó como presidente; siendo vocales: D. Jorge Juan Fernández Sangrador, director de la Biblioteca de Autores Cristianos (BAC); D. Rafael Ortega, presidente de la Unión Católica de Informadores y Periodistas de España (UCIP-E); D. Jesús de las Heras, director de la revista “Ecclesia”; D. José Luis Restán, director editorial de la Cadena COPE; D. Isidro Catela, director de la Oficina de Información de la Conferencia Episcopal Española; D. Juan Orellana, director del Departamento de Cine de la CEMCS; y D. José María Gil, director del Secretariado de la CEMCS, que actuó como Secretario del Jurado.

 

+ Joan-Enric Vives i Sicilia
Arzobispo de Urgell
Presidente

José María Gil Tamayo
Secretario