Algunos cargos durante la sede Apostólica Vacante

Algunos cargos durante la sede Apostólica Vacante

Durante la Sede vacante, todo el poder civil del Sumo Pontífice, concerniente al gobierno de la Ciudad del Vaticano, corresponde al Colegio de los Cardenales, el cual sin embargo no podrá emanar decretos sino en el caso de urgente necesidad y sólo durante la vacante de la Santa Sede. Dichos decretos serán válidos en el futuro solamente si los confirma el nuevo Pontífice.

Cesan en sus cargos

  • Todos los Jefes de los Dicasterios de la Curia Romana, tanto el Cardenal Secretario de Estado como los Cardenales Prefectos y los Presidentes Arzobispos, así como también los Miembros de los mismos Dicasterios, de acuerdo con la Constitución Apostólica Vicariae Potestatis (n. 2 1),(1)(4)

No cesan en sus cargos

  • El Camarlengo de la Santa Iglesia Romana (Cardenal Tarcisio Bertone) y el Penitenciario Mayor (Cardenal Manuel Monteiro de Castro), siguen ocupándose de los asuntos ordinarios, sometiendo al Colegio de los Cardenales a todo lo que debiera ser referido al Sumo Pontífice.
     
  • El Cardenal Vicario General de la diócesis de Roma (Cardenal Agostino Vallini) y tampoco cesa en su jurisdicción el Cardenal Arcipreste de la Basílica Vaticana y Vicario General para la Ciudad del Vaticano (Angelo Comastri).
     
  • El Sustituto de la Secretaría de Estado (Arzobispo Giovanni Angelo Becciu), así como el Secretario para las Relaciones con los Estados (Arzobispo Dominique Mamberti), y los Secretarios de los Dicasterios de la Curia Romana conservan la dirección de la respectiva oficina y responden de ello ante el Colegio de los Cardenales.
     
  • Los Representantes Pontificios.
     
  • El Limosnero de Su Santidad (Arzobispo Guido Pozo) continuará en el ejercicio de las obras de caridad, con los mismos criterios usados cuando vivía el Pontífice. Dependerá del Colegio de los Cardenales hasta la elección del nuevo Pontífice.


dapibus nec risus. nunc mattis ultricies leo