Aprobadas por la CV Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española

(20-24 de abril de 2015)

  • Enero: Por la Iglesia, extendida por todo el mundo, para que el Señor la fortalezca y la guíe como testigo de su amor, para que pueda realizar su misión evangelizadora y se alcance la unidad de todos los cristianos.
  • Febrero: Por los consagrados y consagradas, para que vivan su entrega con la alegría del Evangelio, y sean testigos en el mundo de los valores del Reino.
  • Marzo: Por las vocaciones al sacerdocio, para que los jóvenes escuchen la llamada del Señor y respondan con generosidad a ella, y el fomento de las vocaciones sea un empeño de todos los miembros de la Iglesia.
  • Abril: Por los niños que son bautizados y los que reciben por primera vez la Eucaristía; y por los jóvenes que son confirmados; para que todos ellos sean miembros vivos de la Iglesia y colaboradores activos de su misión.
  • Mayo: Por el pueblo cristiano, para que acogiendo, como María, la Palabra de Dios con fe y humildad crezca en el conocimiento de la fe y viva cada vez más de acuerdo con ella.
  • Junio: Por el Papa Francisco, Obispo de Roma y sucesor de Pedro, para que el Señor le asista en su misión de pastor de la Iglesia universal y confirme a sus hermanos en la fe.
  • Julio: Por los que sufren de manera especial las consecuencias de la crisis económica: los desempleados y sus familias, sobre todo los más jóvenes, a fin de que con la ayuda de Dios y la solidaridad de todos encuentren un trabajo digno y estable.
  • Agosto: Por todos los cristianos para que aprovechen el tiempo de descanso para mejorar el encuentro con el Señor, con las familias y el sano disfrute de la naturaleza.
  • Septiembre: Por quienes buscan a Dios sin saberlo, y por los que viven alejados de la fe, para que la vida de los creyentes les ayude a descubrir el rostro del Dios vivo, revelado en Jesucristo.
  • Octubre: Por la Iglesia en España, para que siga viviendo la inquietud misionera y alentando a quienes entregan su vida a la difusión del Evangelio.
  • Noviembre: Para que el Señor aumente en todos los fieles una fe más firme en la Vida Eterna y crezca el testimonio de la esperanza cristiana.
  • Diciembre: Por todos los fieles cristianos, para que la venida del Hijo de Dios en nuestra carne aumente la esperanza en la venida gloriosa del Señor y fortalezca en todos, un mayor aprecio por la vida naciente y la armonía en la familia.