Comunicado sobre la reunión de la Comisión Mixta Iglesia-Estado de 23 de junio

Comunicado sobre la reunión de la Comisión Mixta Iglesia-Estado de 23 de junio

Hoy, día 23 de junio de 2005, se ha constituido la Comisión Mixta Iglesia y Estado sobre cuestiones de educación y ha celebrado su primera reunión. Han asistido por parte del Ministerio de Educación, Dñª María Jesús San Segundo Gómez de Cadiñanos, Ministra de Educación y Cultura, D. Alejandro Tiana Ferrer, secretario general de Educación, D. Fernando Gurrea Casamayor, subsecretario del Ministerio de Educación y Ciencia, y D. José Luis Pérez Iriarte, director general de Educación, Formación Profesional e Innovación Educativa. Por parte de la Conferencia Episcopal Española (CEE) han asistido Mons. D. Antonio Cañizares Llovera, Vicepresidente de la CEE, Mons. D.  Antonio Dorado Soto, Presidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis (CEEC), Rvdo. P. Juan Antonio Martínez Camino, Secretario General de la CEE, y Rvdo. D. Modesto Romero Cid, director del secretariado de la CEEC.

Esta reunión ha sido un primer encuentro en el que hemos expuesto nuestras preocupaciones por la educación española en general, por las concretas dificultades que genera el Anteproyecto de Ley Orgánica de Educación en los que se refiere a la escuela de iniciativa social, la libertad de enseñanza, la nueva materia de Educación para la Ciudadanía y las necesarias concreciones al contenido de la Disposición Adicional 2ª sobre la enseñanza de la religión y sus profesores. En estos puntos hemos apoyado las enmiendas presentadas por las instituciones que defienden la libertad de enseñanza.

A este respecto queremos recordar que la postura de la Conferencia Episcopal Española está fundamentada en el artículo 27.3 de la Constitución y en el Acuerdo entre el Estado Español y la Santa Sede de tres de Enero de 1979. El artículo 27.3 de la Constitución obliga al Estado a garantizar el derecho de los padres a la formación religiosa y moral según las convicciones. Por ser la formación religiosa y moral un derecho fundamental, creemos que es básico para la formación de los alumnos y fundamental para la obtención de la formación integral. En consecuencia, no puede ser infravalorada, sino que debe figurar como área junto al resto de las enseñanzas.

En concreto, para que esta enseñanza se dé con las garantías mínimas debe ser equiparada a disciplina fundamental según establece el mencionado Acuerdo Internacional, es decir, debe impartirse con las mismas condiciones académicas y didácticas que el resto de las áreas. Todo lo cual supone que las autoridades académicas habrán de adoptar las medidas oportunas para que el hecho de recibir o no recibir la enseñanza religiosa no suponga discriminación alguna en la actividad escolar. Para responder a las convicciones plurales de los padres, el Estado debe garantizar que se oferten las posibles opciones que respondan a las distintas convicciones, libremente asumidas. El derecho a la formación es de todos, no sólo de los que optan por la religión católica. No pretendemos que todos estudien religión sino que todos sean formados según sus convicciones.

La reunión se ha desarrollado con cordialidad y respeto. Se ha acordado continuar el diálogo en el próximo mes de julio a fin de concretar el desarrollo de la ley en cuanto a la enseñanza religiosa y al estatuto jurídico de los profesores.

Deseamos que la enseñanza de la religión, tan importante para la maduración humana de los jóvenes, obtenga un estatuto jurídico estable, fruto del mayor acuerdo social y político que garantice definitivamente la estabilidad de esta materia en el ámbito educativo.



odio dolor mi, luctus elementum elit. ut Lorem dolor. Donec ante.