Comunicado sobre las Jornadas nacionales de Vicarios y delegados de Enseñanza

Comunicado sobre las Jornadas nacionales de Vicarios y delegados de Enseñanza

Los días 16, 17 y 18 de febrero  se han celebrado las Jornadas Nacionales de Vicarios y Delegados de Enseñanza. Han asistido los Obispos de la CEEC y han estado representadas la práctica totalidad de las diócesis españolas en sus delegados y algunos miembros de las delegaciones diocesanas. Los objetivos eran analizar el proyecto de Ley Orgánica de Educación, sus implicaciones jurídicas y pastorales, estudiar la situación y los retos actuales y de futuro que plantea la clase de religión y sus profesores, así como  los objetivos y acciones del Plan de Acción de la CEEC para el trienio 2006-9.

Las implicaciones jurídicas del Proyecto de Ley Orgánica de Educación (LOE) fueron abordadas por D. Silverio Nieto Nuñez, Director del Servicio Jurídico Civil de la Conferencia Episcopal Española. Se refirió especialmente a las dificultades que va a tener la escuela católica para el desarrollo de su proyecto educativo cristiano, para el debido concierto de sus colegios, para la admisión de alumnos, entre otros, así como las implicaciones jurídicas de la D.A. 2ª y 3º.

Educación Católica en la Escuela 

Las implicaciones religiosas y pastorales estuvieron a cargo de D. Modesto Romero Cid, Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis quien relató las distintas acciones realizadas a favor de la educación católica y la enseñanza de la religión en la escuela, las implicaciones que la D.A.2ª conlleva, de aprobarse definitivamente en el Senado y el Parlamento, y las consecuencias de la D.A.3ª  con relación a los profesores.

En síntesis la primera ponencia advertía de que la enseñanza religiosa se vería avocada a una situación de precariedad frente al resto de las áreas, sin una evaluación acorde con su categoría de enseñanza equiparable a fundamental y con una situación de opcionalidad discriminatoria ante los alumnos que no eligieran dicha enseñanza. En cuanto a los profesores es evidente que la redacción actual vacía de contenido a la “missio canónica” en cuanto que queda reducida a una propuesta global de profesores cuyo destino final estará en manos de las comisiones que se establezcan y de las condiciones para acceder a uno u otro puesto escolar. Las dificultades para la remoción de un profesor que haya dejado de reunir las condiciones por las que fue propuesto son muchas si se tiene en cuenta que su remoción estará sujeta al derecho común, no así al derecho canónico.

La situación de la enseñanza religiosa escolar en la escuela y sus retos hoy fue expuesta por D. Baldomero Rodríguez Carrasco, Secretario técnico de los Obispos del Andalucía y Delegado Diocesano de enseñanza de Huelva. El ponente hizo un exhaustivo análisis de la enseñanza religiosa en la escuela y propuso algunas actuaciones necesarias como son: el replanteamiento y revisión de los fines de la enseñanza religiosa y su confesionalidad, las necesarias actuaciones en favor de una enseñanza de calidad introduciendo la “narratio bíblica” como elemento didáctico así como la memoria de los hechos.

D. Rafael Cerdá Capuz, Delegado de Enseñanza de Valencia desarrolló la ponencia sobre los profesores de religión y sus retos. Hizo un análisis  importante de las distintas tipologías y actitudes de los profesores de religión y propuso algunas actuaciones ante la situación actual referidas a su formación inicial, la actualización de la Declaración Eclesiástica de idoneidad, la formación permanente y la consolidación de la relación eclesial del profesor de religión.

El Delegado de Enseñanza de Madrid, D. Avelino Revilla, y el Delegado de Enseñanza de Santiago de Compostela, D. Luis Otero, expusieron su visión de la estructura básica de una Delegación diocesana y sus acciones más necesarias para afrontar el futuro.

En la tarde del viernes 17, las reuniones de grupo de las distintas autonomías analizaron sus compromisos en cada diócesis y propusieron a la Comisión Episcopal de Enseñanza las prioridades que consideraron más urgentes a llevar a cabo en este trienio. Las reuniones fueron muy ricas en propuestas y generadoras de esperanza en los proyectos. Se propusieron especialmente, entre otras, la renovación del currículo, la revisión de la DEI en las condiciones académicas para su concesión, la mayor motivación de los profesores en su relación eclesial y la renovación del trabajo con  profesores cristianos.

Finalmente el sábado, día 18, se pusieron en común las  conclusiones de todos lo grupos así como las propuestas de las mismas ponencias y las referidas en el diálogo posterior. Se presentó el Plan de Acción de la CEEC y el Proyecto de formación permanente del profesorado de religión para este trienio.

Las Jornadas Nacionales de Vicarios y Delegados de Enseñanza podemos calificarlas este año como muy participativas y eficaces en un momento en el que todos debemos de estar muy unidos ante los problemas que nos plantea la nueva Ley Orgánica de Educación y sus desarrollos.  



Praesent dolor ut efficitur. in adipiscing nec dictum accumsan sit ut