Telegramas con motivo del atentado en Irak contra siete miembros del Centro Nacional de Inteligencia

lineapuntos3

Telegramas con motivo del atentado en Irak contra siete miembros del Centro Nacional de Inteligencia

El Secretario General de la Conferencia Episcopal Española, Mons. D. Juan Antonio Martínez Camino, en nombre de todos los obispos españoles ha dirigido sendos telegramas de condolencia al Vicario General Castrense y al Ministro de Defensa con motivo del atentado en Irak contra siete miembros del servicio de Inteligencia. En ellos ruega transmitan su pésame a los familiares de las víctimas.

Texto íntegro de los telegramas:

Ilmo. Sr. D. Daniel Ponte Rodríguez
Vicario General del Arzobispado Castrense
C/ Nuncio, 13
28005 MADRID

Ilustrísimo Señor:  

Acabamos de conocer la muerte en atentado, cerca de Bagdad, de siete miembros del Centro Nacional de Inteligencia. En nombre del Sr. Cardenal Presidente, de todos los miembros de la Conferencia Episcopal y en el mío propio, le hago llegar nuestra condolencia más sincera. Le ruego que trasmita a los familiares de las víctimas el dolor de los Obispos españoles por la pérdida de sus seres queridos. Que sepan que les acompañan con la plegaria y los sufragios. La fe nos alienta a la confianza en el Dios de la vida, precisamente en los momentos más difíciles.  

Estos siete españoles han muerto en el ejercicio de las responsabilidades de servicio que se les había encomendado. Es justo reconocerlo y agradecerlo. Tanto más, cuanto que han sido víctimas de una acción de terrorismo, al que condenamos una vez más sin mitigación ninguna. No hay causa alguna, sea de orden nacional o internacional, que pueda justificar las acciones terroristas.  

Le saluda en el Señor,  


Juan Antonio Martínez Camino
Secretario de la Conferencia Episcopal Española

 lineapuntos3 

Excmo. Sr. D. Federico Trillo-Figueroa y Martínez-Conde
Ministro de Defensa
Paseo de la Castellana, 109
28071 MADRID    

Señor Ministro:  

Acabamos de conocer la muerte en atentado, cerca de Bagdad, de siete miembros del Centro Nacional de Inteligencia. En nombre del Sr. Cardenal Presidente, de todos los miembros de la Conferencia Episcopal y en el mío propio, le hago llegar nuestra condolencia más sincera. Le ruego que transmita a los superiores y compañeros de las víctimas el dolor de los Obispos españoles por esta sensible pérdida. Encomendamos a todos al Señor de la Vida.  

Estos siete españoles han muerto en el ejercicio de las responsabilidades de servicio que les habían sido encomendadas. Es justo reconocerlo y agradecerlo. Tanto más, cuanto que han sido víctimas de una acción de terrorismo, al que condenamos una vez más sin mitigación ninguna. No hay causa alguna, sea de orden nacional o internacional, que pueda justificar las acciones terroristas.  

Con mis respetuosos saludos,  


Juan Antonio Martínez Camino
Secretario de la Conferencia Episcopal Española