Desarrollo y horarios en el proceso de la elección

extraomnes

Desarrollo y horarios en el proceso de la elección

El proceso de elección del Romano Pontífice comienza la misma tarde del 12 de marzo. El nuevo Papa tiene que contar con una mayoría cualificada de al menos dos tercios de los votos de los cardenales «presentes y votantes».  En esta ocasión, son  115 los cardenales electores, por lo que se necesitan 77 votos.

Inmediatamente después de que se hayan cumplido todas las formalidades y se cierren las puertas de la Capilla Sixtina, («extra ommes» –primeros momentos del cónclave-) los 115 cardenales electores podrían proceder al primer y, en todo caso, único escrutinio de este día. Después, a las 19,00 horas, rezarán las vísperas y a las 19,30 regresarán a la Casa de Santa Marta.

extraomnes


Desde el miércoles 13 de marzo y hasta el momento de la elección, están programadas dos votaciones por la mañana y otras dos por la tarde.

Cada día, los cardenales electores se trasladarán a las 7,45 horas de la Casa de Santa Marta hasta la Capilla Paulina, donde celebrarán la Eucaristía, a las 8,15 horas. A las 9,30 horas entrarán en la Capilla Sixtina. Tras el rezo de la Hora media, procederán a la votación. Entre las 12,00 y las 12,30 horas regresarán a la Casa Santa Marta y después de almorzar volverán a la Sixtina, en torno a las 16,00 horas. Rezarán brevemente y reanudarán la votación hasta las 19.00 horas.

Fumata

Las «fumatas» se producen con la quema de las papeletas de la votación final de la mañana o de la tarde, es decir alrededor de las 12,00 horas en el primer caso y de las 19,00 horas en el segundo. Si la elección se produjese en una votación intermedia, la fumata saldría a mitad de la mañana o de la tarde.

En el caso de que los cardenales no llegasen a la elección del pontífice en los cuatro primeros días de votación,  el quinto día habrá una pausa de oración y libre coloquio. Los escrutinios procederán del mismo modo durante los dos días siguientes, intercalando siempre una pausa para la oración, hasta llegar al undécimo día y el 34º escrutinio. En ese caso se aplica el nuevo art, 75 de la Constitución Apostólica Universi Dominici Gregis, modificado por Benedicto XVI con el reciente Motu Proprio, que establece que «también en estas votaciones para la validez de la elección se requiere la mayoría cualificada de al menos dos tercios de los sufragios de los Cardenales presentes y votantes. En estas votaciones los dos nombres que tienen voz pasiva carecen de voz activa». Es decir, los dos candidatos con el mayor número de votos tienen que ser votados pero no pueden votar.



in risus. ultricies Aenean mattis libero.