El 13 de junio a las 19.00 horas se presentó la Memoria anual de actividades de la Iglesia Católica. La gala tenía lugar en la Fundación Pablo VI (Paseo de Juan XXIII, 3, 28040 Madrid). La Conferencia Episcopal Española organiza anualmente esta gala para rendir cuentas, para explicar a la sociedad la actividad que realiza y para dar las GRACIAS a todos los que con su ayuda consiguen hacer Juntos un mundo mejor.

> Memoria anual de actividades de la Iglesia Católica 2017

 

La #IglesiaqueCuenta

La presentación de la Memoria es un ejercicio de transparencia y responde al compromiso de la Iglesia de rendir cuentas sobre el dinero que recibe a través de la Asignación tributaria y otras aportaciones de los fieles. El vicesecretario general para Asuntos Económicos, Fernando Giménez Barriocanal, fue el encargado de presentar estas cuentas y de explicar cómo reinvierte este dinero a la sociedad: pues cada euro que se invierte en la Iglesia en España tiene un rendimiento de casi cinco veces su valor en la sociedad.

Detrás  de cada dato hay personas

Este rendimiento es posible gracias a las personas que realizan la actividad celebrativa, pastoral, evangelizadora, educativa, cultural y caritativa y asistencial. Algunos datos como ejemplo. En la actividad celebrativa, 7.984.686 personas asisten regularmente a misa. 66.882 personas solas, enfermas o en situación de precariedad son acompañadas en su domicilio al mes; o más de 225.000 euros de ayuda económica para 6.480 personas de la población reclusa, es parte de la actividad pastoral, a la que sacerdotes, voluntarios, religiosos y seglares dedican más de 45 millones de horas.

En la actividad evangelizadora, 11.018 misioneros y 536 familias en misión, o los 253 proyectos financiados por el Fondo Nueva Evangelización con un importe de 2.158.604, 38 euros. La aportación en Educación, donde los 2.452 centros católicos concertados suponen un ahorro al Estado de 3.324 millones de euros. La actividad socio-asistencial de 9.171 centros de la Iglesia alcanza a 4.379.554 beneficiarios. Y las peregrinaciones, celebraciones y fiestas populares que suponen un impacto de 9.800 millones de euros y 134.000 empleos generados. El patrimonio cultural de la Iglesia aporta un 3% al PIB español.

Pero detrás de estas cifras hay personas y estuvieron representadas en la gala de presentación de la Memoria por Isabel, Andy, José Luis, Ignacio, Jaime, Jorge y Trinidad. También nos contaron su aportación a la Iglesia -para eso estas las nuevas tecnologías- un misionero desde África; un sacerdote desde una parroquia costera; o unos jóvenes raperos.

Y las instituciones de la Iglesia como Cáritas, Manos Unidas, Obras Misionales Pontificias, Ayuda a Iglesia Necesitada, Escuelas Católicas o CONFER que permiten que la red de la Iglesia se extienda por todos los rincones dentro y fuera de España.

El testimonio de todos ellos fue un ejemplo de la actividad que realiza la Iglesia y su aportación a la sociedad.

Y dar las gracias

El secretario general y el presidente de la Conferencia Episcopal fueron los encargados, respectivamente, de abrir y cerrar el acto. Para saludar a los que asisten a la gala en directo, la siguieron a través de las redes sociales o la verán en TRECE este sábado. Para dar las GRACIAS a todos los que su aportación económica, horas de dedicación a los demás y la oración hacen posible que todo este trabajo siga adelante. Y para animar a seguir colaborando: JUNTOS X un mundo mejor. 

La gala, presentada por José Luis Pérez María García, contó con diversas intervenciones y testimonios.  Estuvo amenizada por un joven grupo de jazz y las actuaciones de Efecto Mariposa y el Grupo Risa.

 

Gala Memoria 2017 (13 de junio de 2019)