El lunes 6 de enero la Iglesia celebra el Día de los Catequistas Nativos y del IEME

ieme

El lunes 6 de enero la Iglesia celebra el Día de los Catequistas Nativos y del IEME

El lunes, 6 de enero de 2003, la Iglesia celebra el Día de los Catequistas Nativos y del Instituto Español de Misiones Extranjeras (IEME) bajo el lema «Catequistas al servicio de la reconciliación». La Jornada de este año esta marcada por la conmemoración, el domingo 5 de enero, de los 50 años de presencia misionera en Japón.

Servidores de la reconciliación

iemeCada año el IEME organiza esta jornada para recordar a los catequistas nativos que «juegan un papel decisivo en la vida de la Iglesia misionera» y que «mantienen vivas y ofrecen la vitalidad que hoy tienen a las comunidades cristianas», como explica el responsable de la Campaña, Tarsacio Antón, en su carta de presentación. En la jornada de 2003 se ha querido resaltar de manera especial el papel decisivo de los catequistas y misioneros en el proceso de paz, de generar la confianza, de superar enfrentamientos, de ayudar a la reconciliación en los muchos países que sufren rotura social y conflictos.

«Cada día constatamos -denuncia Tarsacio Antón- la violencia que rompe tantos pueblos: las guerras <silenciadas>, pero reales, que destruyen a los pueblos africanos; la violencia, fruto de la miseria y de la injusticia, que anida en los países latinoamericanos; los enfrentamientos étnicos o religiosos de algunos lugares de Asia…». Ante estas situaciones los catequistas nativos y los misioneros «quieren ser, y lo realizan cada día, servidores de la reconciliación entre las personas y los pueblos».

50 años de presencia misionera en Japón

La Campaña de este año también está marcada por la conmemoración de los 50 años de presencia misionera del IEME en Japón. El 5 de enero de 1953 llegaban a este país Tomás Ondarra, de la diócesis de Pamplona, y Cremencio Manso, de la diócesis de Burgos. La misión encomendada al IEME se ubicaba en la provincia de Kagawa, dentro de la isla de Shikoku y de la diócesis de Osaka. Había sólo una comunidad organizada, Sakaide, con unos 120 fieles. En 1963, eran ya 14 los misioneros que el IEME había enviado a Japón. En la actualidad, son 15 misioneros españoles en Japón: 9 en la diócesis de Osaka y 6 en la de Takamatsu; además de 2 misioneros portugueses de la Boa Nova que trabajan en Osaka y que participan en la vida del grupo del IEME.

Estos 15 misioneros, en equipo con otros sacerdotes, atienden a 28 de las 86 comunidades que existen en la diócesis, colaboran en la Universidad y en la atención a los inmigrantes. En Takamatsu, atienden cuatro Escuelas de Párvulos y ofrecen su misión en seis ciudades.

Presencia en otras partes del mundo

Además de en Japón, el IEME – con 180 misioneros, todos ellos sacerdotes diocesanos- está hoy presente en otros 15 países: 8 de América Latina, 5 de África y 2 de Asia.

Según los datos facilitados por el Instituto, los últimos países en estar presentes son Tailandia, en 1991; Benín, junto con la diócesis de Oviedo, en 1999, y Cuba en 2001. En la diócesis de Ciego de Ávila, de este último país, se encuentran tres misioneros procedentes de Brasil, República Dominicana y Nicaragua.

75.940,79 euros recaudados en la Campaña 2002

También un año más, el Instituto Español de Misiones Extranjeras nos recuerda la importancia de colaborar económicamente para poder llevar adelante sus proyectos. Así, la colecta del lunes, día 6, irá destinada al IEME. La Campaña 2002 permitió una recaudación de 75.940,79 euros. La diócesis de Toledo se sitúa a la cabeza en la lista de recaudaciones, con un total de 11.839,52 euros. Le siguen Valencia con 6.000; Ciudad Real con 5.340, 14 y Madrid con 4.014,94.

De esta cantidad, 9.709,03 euros informa el IEME, se han destinado a los gastos de impresión del cartel y del folleto y al envío del materias. Los ingresos netos fueron, por tanto, de 66.231,76 euros, con los que corresponden 33.115,88 euros a cada una de las partes, Catequistas e IEME.