Encuentro de los Obispos Españoles con el Delegado Apostólico de Jerusalén y Nuncio de Israel y con el Cónsul General de España en Jerusalén

Encuentro de los Obispos Españoles con el Delegado Apostólico de Jerusalén y Nuncio de Israel y con el Cónsul General de España en Jerusalén

A su llegada a Jerusalén, en la tarde del 27 de octubre, los miembros de la peregrinación de la Conferencia Episcopal Española a Tierra Santa tuvieron un encuentro con el Delegado Apostólico en Jerusalén y Nuncio en Israel, Mons. Pietro Sambi, y con el Cónsul General de España en Jerusalén, José María Ferré.

El encuentro, que tuvo lugar después de la cena, se desarrolló durante una hora aproximadamente. En el mismo, el Cónsul realizó un repaso histórico–político  de la situación  en Tierra Santa para enmarcar el acto en su contexto.

Posteriormente intervino el Nuncio, quien después de agradecer la presencia de la delegación  de la Conferencia Episcopal Española, indicó que era muy importante para las comunidades cristianas este aliento de los obispos españoles.

“El peregrinaje es un don para quien lo hace. Cada día en Tierra Santa es una gracia grande. El peregrinaje  es la respuesta al texto evangélico: “Maestro ¿dónde vives: venid y lo veréis. Para la Iglesia Madre de Jerusalén la mejor ayuda es el peregrinaje tanto desde el punto de vista espiritual como material”, manifestó el Nuncio en Israel.

Asimismo, Mons. Pietro Sambi afirmó que “cuando veo a los peregrinos cristianos rezando sin odio en sus ojos, a derecha e izquierda veo que se introduce un elemento de distensión en el clima que se respira en esta tierra. El peregrinaje es una contribución a la atmósfera de paz”.

“Ustedes –continuó-  con su presencia nos ayudan a esperar. Visiten todas las piedras santas, pero también a las piedras vivas de la comunidad cristiana para ayudarle a esperar”. Para finalizar subrayó que “el hombre es mucho más grande que sus problemas. Debemos dar argumentos para decir que la paz es posible. Que la paz llegará”. 

Por su parte, el Secretario General de la CEE, P. Juan Antonio Martínez Camino, al expresar “nuestra viva gratitud” por la ayuda prestada por el Nuncio y el Cónsul para llevar a cabo esta peregrinación destacó que “venimos como hermanos en el episcopado a visitar a nuestros hermanos cristianos y, en particular a los pastores que cuidan de las comunidades de estas tierras, desde las que el colegio apostólicos se dispersó por todo el mundo siguiendo el mandato misionero del Señor”.

“Venimos –explicó- para prestar nuestro apoyo espiritual y material a nuestros hermanos católicos y cristianos de estas tierras tan probadas por la guerra y la violencia. Queremos también que nuestra peregrinación anime  a los católicos españoles a seguir peregrinando a Tierra Santa, como siempre lo han hecho”.



massa nec Sed amet, fringilla risus dolor. id et, commodo