Esta mañana se ha celebrado la misa exequial por el obispo emérito de Huelva Mons. González Moralejo

Esta mañana se ha celebrado la misa exequial por el obispo emérito de Huelva Mons. González Moralejo

El obispo de Huelva, Mons. D. Ignacio Noguer Carmona, presidía esta mañana, a las 12,00 horas, en la catedral onubense, la misa exequial por el obispo emérito de Huelva Mons.D. Rafael González Moralejo, quien falleció el pasado viernes, día 28 de mayo, a los 86 años de edad. Seguidamente, sus restos mortales se han trasladado al Seminario Diocesano de Huelva, donde han recibido cristiana sepultura.

Obispo de Huelva desde 1969 hasta 1993

Mons. D. Rafael González Moralejo nació en Valencia el 19 de mayo de 1918, y fue ordenado sacerdote en esta Archidiócesis el 29 de junio de 1945, donde fue Profesor del Seminario. Posteriormente fue subdirector de la Escuela Sacerdotal de Málaga, fundada por D. Ángel Herrera. En 1950 pasó a Madrid, donde fue profesor de Doctrina Social de la Iglesia en el Instituto Social León XIII, y profesor de Teología Moral en el Seminario Hispanoamericano y en el Colegio «Vasco de Quiroga», ambos de la OCSHA. Dirigió la Escuela Social Sacerdotal de Vitoria, durante 11 años, desde 1948, según datos facilitados por el obispado de Huelva.

El 28 de febrero de 1958 fue nombrado obispo titular de Dardano y auxiliar del arzobispo de Valencia, Mons. D. Marcelino Olaechea Loizaga, hasta el 22 de noviembre de 1966 en que, vacante la Diócesis por dimisión del prelado, fue elegido vicario capitular y estuvo al frente de la Archidiócesis hasta septiembre de 1969 con facultades de obispo residencial otorgadas por la Santa Sede.

Nombrado obispo de Huelva el 28 de noviembre de 1969, tomó posesión de esta Diócesis el 18 de diciembre. Ha sido miembro de la Comisión Permanente y del Comité Ejecutivo del Episcopado Español, presidente de la Comisión Episcopal de Migraciones y de la de Pastoral Social. Miembro del Consejo de Economía, y de la Comisión Episcopal para el V Centenario del Descubrimiento y Evangelización de América, de la Comisión Episcopal de Relaciones Interconfesionales, y del Patronato de la Fundación Pablo VI. El Papa Juan Pablo II aceptó su renuncia por razón de edad el 27 de octubre de 1993.



vulputate, non libero ut porta. Lorem libero dictum tristique