Firmado el acuerdo para la creación del Plan Nacional de Abadías, Monasterios y Conventos

Firmado el acuerdo para la creación del Plan Nacional de Abadías, Monasterios y Conventos

La ministra de Educación, Cultura y Deporte en funciones, Pilar del Castillo, y el presidente de la Conferencia Episcopal Española, Monseñor Antonio María Rouco Valera, han firmado esta mañana un acuerdo de colaboración por el que se pone en marcha el Plan Nacional de Abadías, Monasterios y Conventos, que permitirá la conservación, restauración y puesta en valor de este importante patrimonio histórico-artístico de nuestro país, tanto en lo referente a su arquitectura como a los bienes que albergan, y abrirlo a su visita al público, respetando en todo momento la vida monástica de las comunidades de esos conjuntos.

El acuerdo, similar al que se firmó hace unos años para la puesta en marcha del Plan Nacional de Catedrales, se enmarca en lo dispuesto en los artículos 16 y 46 de la Constitución Española y en el artículo XV del Acuerdo Internacional entre el Estado Español y la Santa Sede sobre Asuntos Culturales de 3 de enero de 1979 (BOE de 15 de diciembre). En la tramitación de este acuerdo se ha informado a las Comunidades Autónomas y al Consejo de Patrimonio.

Este Plan Nacional de Abadías, Monasterios y Conventos se une a los Planes de restauración y conservación que está desarrollando en la actualidad el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en colaboración con otros Ministerios, con las Comunidades Autónomas y con otras instituciones implicadas, tanto públicas como privadas. Así, el Plan Nacional de Catedrales está actuando sobre los más de 90 conjuntos catedralicios españoles, y otros planes como el Plan de Patrimonio Industrial, el Plan de Paisajes Culturales o el Plan de Conservación de Arquitectura Militar (castillos, murallas, torres y otros edificios militares de singular valor histórico) están sirviendo para conservar el extenso patrimonio histórico-artístico de nuestro país.

Plan Nacional de Abadías, Monasterios y Conventos

Mediante el presente acuerdo, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte reconoce la importancia de estos conjuntos arquitectónicos como bienes de especial relevancia integrantes del Patrimonio Histórico Español que deben ser conservados, mantenidos y custodiados. Por su parte, la Iglesia reitera su voluntad de que continúen al servicio del pueblo español así como de cuidarlos y utilizarlos de acuerdo con su valor histórico y artístico, respetando siempre el estilo de vida propio de sus comunidades.

Las Abadías, Monasterios y Conventos en los que se actuará bajo el marco de este Acuerdo deberán tener la categoría de Bien de Interés Cultural y las actuaciones a realizar seguirán en todo momento lo establecido previamente por los Planes Directores o por los Planes de Actuación que se elaboren según las características de cada inmueble. Estos Planes Directores, que serán elaborados por equipos pluridisciplinares, deberán ser aprobados por los representantes del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, de la Comunidad Autónoma correspondiente y de la Iglesia Católica a través de la Comisión Técnica de Seguimiento, y la financiación tanto de los Planes como de las obras de restauración se acordará y realizará conforme a los porcentajes que en cada caso se determinen.

Los Planes Directores que se elaboren para cada conjunto deberán contener información sobre su estado de conservación, propuesta de actuaciones que deban realizarse para su restauración y presupuestos de esos trabajos, programación de actuaciones a realizar, y una relación de los usos compatibles que puedan darse a los monumentos. Así, se diseñarán fórmulas que permitan mantener las actividades religiosas y de desarrollo de la vida de cada comunidad sin menoscabo de un acercamiento de sus valores patrimoniales a la sociedad.

Además de las actuaciones sobre aspectos arquitectónicos, se elaborará también un catálogo de aquellos bienes muebles que sean o hayan sido de uso abacial, monástico o conventual, y que sean susceptibles de ser conservados y documentados. Asimismo, se elaborará un inventario del patrimonio inmaterial. En todo este proceso, se prestará especial atención al patrimonio documental y bibliográfico.

Para el seguimiento de este acuerdo, se constituirá una Comisión Mixta paritaria formada por cuatro representantes del MECD y otros tantos de la Conferencia Episcopal. A su vez, en cada Comunidad Autónoma se creará una Comisión técnica paritaria de seguimiento de las obras que se estén llevando a cabo en su territorio, en la que estarán presentes tanto el Ministerio como la propia Comunidad Autónoma y la Iglesia.



Aliquam velit, commodo libero consequat. dolor lectus Curabitur Phasellus