«No hagas a nadie lo que tú aborreces» es el mensaje que lanza el departamento de Pastoral de la Carretera, dentro de la Comisión Episcopal de Migraciones, para la Jornada de Responsabilidad en el Tráfico. Esta jornada se celebra el 7 de julio, fiesta de San Cristóbal.

 

El obispo presidente del departamento de Pastoral de la Carretera, Mons. José Sánchez, en su mensaje para esta Jornada, recuerda las palabras del papa Francisco: «los demás conductores no son un obstáculo o adversario que hay que superar». Y añade, «sino hermanos y personas, que al igual que yo, están haciendo su camino con el firme propósito de llegar felizmente a su destino y a las que debo respetar como me gusta que los demás me respeten a mí».

Mons. Sánchez pide prudencia y responsabilidad al volante y precisa, «para los conductores, el cumplimiento de las normas de tráfico no son optativas, que podamos o no cumplir; nos obligan moralmente a todos por igual, y solamente cumpliendo todas las normas de circulación en nuestras calles y carreteras podremos tener una movilidad segura». «Va más allá que el temor a la sanción o pérdida de puntos», precisa.

«No hagas a nadie lo que tú aborreces» (Tob 4, 15)
7 de julio de 2019
(Fiesta de San Cristóbal)