La CEE celebra mañana, 22 de diciembre, un día de ayuno, solidaridad y oración por la paz en Tierra Santa

La CEE celebra mañana, 22 de diciembre, un día de ayuno, solidaridad y oración por la paz en Tierra Santa

La Conferencia Episcopal Española (CEE) celebrará mañana, miércoles 22 de diciembre, un Día de Ayuno, Solidaridad y Oración para pedir por la paz en Tierra Santa. La CEE se une así a la propuesta que han realizado, a todas las Conferencias Episcopales del mundo, la Conferencia Episcopal Regional de África del Norte y la Conferencia Episcopal del Rito Latino de las Regiones Árabes, de celebrar un día de ayuno voluntario como gesto de solidaridad, orando y ofreciendo una ayuda concreta ante la situación de inestabilidad en el Oriente Medio y los sufrimientos que padecen los cristianos que viven en esa Tierra.

Estas dos Conferencias Episcopales representan a las Iglesias de países en guerra o con graves conflictos, como Irak, Somalia, Sudán y Tierra Santa, tanto Palestina como Israel. Con esta iniciativa están pidiendo “un despertar en las Iglesias del mundo, que se alce una fuerte voz para promover la paz en esta Tierra Santa, en la que los dos pueblos necesitan una ayuda que venga de fuera para encontrar la paz y la reconciliación… El mundo cristiano pronto celebrará la Navidad, el nacimiento del Mesías-Salvador, del Príncipe de la Paz, mientras que la sangre sigue derramándose en Belén y en toda la Tierra Santa…”. Ante esta situación, los Obispos de las Conferencias, “proponemos a nuestras comunidades que el miércoles 22 de diciembre de 2004, sea un día de oración y ayuno para pedir por esta intención. Y les pedimos que se unan a nosotros, junto con sus comunidades, de esta manera o con alguna otra iniciativa.”

Proyecto de ayuda a un centro médico en Aman (Jordania)

La Casa de la Iglesia ha decidido unirse a esta iniciativa entregando el dinero del ágape navideño para financiar un proyecto en Tierra Santa. La aportación rondará los 3.000 euros que irán destinados, según está previsto, a ayudar a un Centro en Aman (Jordania) donde residen minusválidos, tanto cristianos como musulmanes, y para el que ha pedido colaboración, a través de la Oficina del Fondo “Nueva Evangelización”, el Obispo auxiliar del Patriarca Latino de Jerusalén y Vicario Apostólico Latino para toda Jordania, Mons. D.  Sélim Sayegh.

Este centro, según explica el prelado, es un lugar de encuentro para muchos jóvenes de Oriente Medio. Cuenta con tres clínicas, una de medicina general, otra dental y otra oftalmológica. Tiene también una zona para 150 residentes, donde se encuentran los minusválidos y sus padres cuando tienen que ser internados durante varios días, atendidos por un equipo de voluntarios. Se trata, según la descripción de Mons. D. Sélim, de un lugar de reconciliación, donde los minusválidos, cristianos y musulmanes, son tratados como personas y como ciudadanos.



commodo sed ut elit. velit, dolor. massa