Mons. D. Antonio Ángel Algora Hernando, nuevo Obispo de Ciudad Real

Antonio Algora

Mons. D. Antonio Ángel Algora Hernando, nuevo Obispo de Ciudad Real

La Nunciatura Apostólica en España comunica a la Conferencia Episcopal Española (CEE) que a las 12 horas de hoy, jueves, día 20 de marzo de 2003, la Santa Sede ha hecho público que el Papa Juan Pablo II ha aceptado la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de Ciudad Real, presentada, en conformidad con el canon 401, párrafo 1, por Mons. D. Rafael Torija de la Fuente, quien cumplió 75 años de edad el 18 de marzo de 2002, y que ha nombrado nuevo Obispo de Ciudad Real a Mons. D.  Antonio Ángel Algora Hernando, desde 1985 Obispo de Teruel y Albarracín.

Antonio AlgoraMons. Algora, Obispo desde 1985

El Obispo electo de Ciudad Real, Mons. D. Antonio Algora, nació en la localidad zaragozana de La Vilueña el 2 de octubre de 1940. Cursó estudios en el Seminario de Madrid y en el Instituto León XIII de la Universidad Pontificia de Salamanca, donde se graduó en Ciencias Sociales.

Fue ordenado como sacerdote de la archidiócesis de Madrid el 23 de diciembre de 1967. Fue durante largos años Consiliario diocesano de Hermandades del Trabajo y un año Vicario Episcopal, en ambos casos en la archidiócesis madrileña.

El 11 de julio de 1985 Mons. D.  Antonio Algora Hernando era nombrado Obispo de Teruel y de Albarracín, recibiendo la ordenación episcopal dos meses más tarde, concretamente el día 29 de septiembre. En la CEE, pertenece en la actualidad a las Comisiones Episcopales de Apostolado Seglar y Pastoral Social y al Consejo de Economía y es el responsable del departamento de Pastoral Obrera y del Secretariado para el Sostenimiento de la Iglesia.

Mons. Torija, Obispo de Ciudad Real desde 1976

Nacido en la localidad toledana de Noez el 18 de marzo de 1927, Mons. D.  Rafael Torija de la Fuente, estudió en el Seminario de Toledo y en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, donde se licenció en Teología y en Ciencias Sociales.

Fue ordenado sacerdote el 7 de junio de 1952, al servicio de la archidiócesis de Toledo. El 4 de noviembre de 1969 recibió la ordenación episcopal. Entre 1969 y 1976 fue Obispo auxiliar de Santander y entre 1971 y 1976, Obispo Consiliario Nacional de la Acción Católica. Desde 1976 ha regido la diócesis de Ciudad Real. En la CEE ha presidido las Comisiones Episcopales de Apostolado Seglar (1981-1984) y de Seminarios y Universidades (1993-1999), de la que es miembro actualmente.