Nota de prensa final de la CLXXXVII reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española

Nota de prensa final de la CLXXXVII reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española

Entre los días 29 y 30 de enero de 2002 ha tenido lugar en la Casa de la Iglesia de Madrid, sede de la Conferencia Episcopal Española (CEE), la CLXXXVII reunión de la Comisión Permanente. Ha sido la última del trienio 1999-2002, puesto que en la Asamblea Plenaria a celebrar entre el 25 de febrero y el 1 de marzo, la CEE procederá a la renovación de sus cargos, excepto el de Secretario General, que tiene mandato hasta abril de 2003.

Preliminares

Han asistido a esta reunión todos los miembros de la Comisión, excepto, el Obispo de San Sebastián, Mons. D. Juan Mª Uriarte, por razones pastorales. Ausente Mons. D. Carlos Amigo Vallejo, Arzobispo de Sevilla y Presidente de la Comisión Episcopal de Misiones, en viaje pastoral por América Latina, visitando a los misioneros españoles, representó en la reunión a dicha Comisión Episcopal Mons. D.  Francisco Pérez González, Obispo de Osma-Soria y Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias.

Como ya es habitual, tras el rezo de la Hora Intermedia, a las 11 de la mañana del martes, 29 de enero, comenzaban los trabajos de la Comisión Permanente, con un turno de informaciones a cargo del Cardenal-Arzobispo Presidente y del Obispo Secretario General sobre distintos temas de actualidad que afectan a la vida de la Conferencia Episcopal y de la Iglesia Católica en España.

Nuevo Plan Pastoral

La Asamblea Plenaria de la CEE del pasado mes de noviembre debatió el proyecto del Plan Pastoral de la CEE para los próximos años, tras haber sido estudiado previamente por la Comisión Permanente en sus reuniones de junio y septiembre de 2001. La mencionada Asamblea Plenaria de noviembre aprobó dicho Plan Pastoral, encomendando, a su vez, a la Comisión Permanente la verificación de la inclusión de las últimas observaciones presentadas en el aula.

La Comisión Permanente ha realizado ahora dicho encargo y ha autorizado definitivamente la publicación del Plan Pastoral «Una Iglesia esperanzada:<¡mar adentro!>», que regirá durante el cuatrienio 2002-2005. El anterior Plan Pastoral de la CEE llevaba por título «Proclamar el año de gracia del Señor» y sirvió para la preparación y celebración en nuestra Iglesia del Año Jubilar 2000.

«Una Iglesia esperanzada:<¡mar adentro!>» se extiende a lo largo de cerca de treinta páginas. Consta de una introducción, tres capítulos y una conclusión. Los títulos de los capítulos son «Mirada pastoral a nuestra situación», «Prioridades Pastorales» y «Acciones pastorales de la Conferencia Episcopal Española».

Este último capítulo del Plan pastoral de la CEE para los años 2002-2005 incluye dieciséis iniciativas, que afectan a la totalidad de Comisiones, Secretariados y Servicios de la CEE. Algunas de ellas consisten en la celebración de algunos Congresos nacionales, en concreto, de pastoral vocacional, apostolado seglar y misiones. Otras acciones previstas son la elaboración de un directorio de pastoral familiar y de la vida, la organización de un encuentro de responsables de pastoral de la religiosidad popular, el estudio y reflexión sobre la identidad de la Escuela Católica en la situación actual, la celebración de una exposición de arte sacro bajo el título «2000 años de cristianismo en España» y algunas iniciativas en relación con sectores pastorales como las comunicaciones sociales, el patrimonio cultural, las migraciones, el ecumenismo y el diálogo interreligioso y sobre el problema del terrorismo y la aportación de la Iglesia a su solución.

Temas varios

A propuesta de la Secrcetaría General de la CEE y de la Comisión Episcopal de Pastoral, la Comisión Permanente ha dado su visto bueno para proponer a la Asamblea Plenaria la creación del Departamento de Pastoral de Hermandades y Cofradías, que podría quedar integrado en la referida Comisión Episcopal de Pastoral.

Los Obispos han dialogado también sobre un boceto de ponencia preparado por la Comisión Episcopal de Pastoral Social sobre la situación socioeconómica de España y las nuevas legislaciones neoliberales. Previamente, la Comisión Episcopal de Pastoral Social había formado un comisión técnica compuesta de cinco catedráticos de economía de gran prestigio: los profesores D. Juan Velarde, D. Rafael Rubio de Urquía, D. Leopoldo Gonzalo, Dª Elvira Martínez y D. Eduardo Rojo, y la colaboración de D. Angel Galindo, Decano de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca.

La Comisión Permanente ha encomendado a la citada Comisión Episcopal de Pastoral Social que, con las ayudas que estime convenientes, desarrolle este boceto y lo presente en forma de ponencia en la próxima Asamblea Plenaria.

Asimismo, la Comisión Permanente ha dado su conformidad a la propuesta presentada por la Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos, por iniciativa del Comité Ejecutivo, en orden a la incorporación en el seno de dicha Junta de un experto en derecho civil. La designación la hará en su momento el órgano competente a propuesta de la citada Junta.

«Orientaciones pastorales para el catecumenado»

Los Obispos miembros de la Comisión Permanente conocieron en su reunión de septiembre el primer borrador de un documento entonces titulado «Estatutos por los que se regula el catecumenado en la Iglesia Católica». Formularon entonces diversas observaciones.

Con la introducción de dichas observaciones, el texto ha sido reelaborado por la Subcomisión Episcopal de Catequesis, que ha presentado a la Comisión Permanente una nueva redacción, con el título «Orientaciones pastorales para el catecumenado». La Comisión Permanente ha dado su visto bueno para que sea incluido en el orden del día de la próxima Asamblea Plenaria, para su estudio, debate y aprobación, si procede.

Nombramientos

De acuerdo con sus competencias estatutarias, la Comisión Permanente ha aprobado los siguientes nombramientos:

  • Mons. Atilano Rodríguez Martínez, Obispo auxiliar de Oviedo,
    Consiliario de la Acción Católica Española en sustitución de Mons. José Mª Conget Arizaleta,
    Obispo de Jaca, fallecido el pasado mes de octubre.
  • Mons. Juan José Omella Omella, Obispo de Barbastro-Monzón
    y Administrador Apostólico de Jaca y de Huesca,
    Consiliario de Manos Unidas.
  • Mons. César Augusto Franco Martínez, Obispo auxiliar de Madrid,
    Consiliario de la Asociación Católica de Propagandistas.
  • D. Santiago Saborido Piñero, laico de la diócesis de Jerez de la Frontera,
    Presidente de la Federación de Scouts Católicos de Andalucía.
  • D. Juan José Corral García, laico de la archidiócesis de Valencia,
    Presidente de la Asociación Cristianos sin Fronteras.

Otros acuerdos

Dentro del capítulo de temas económicos, la Comisión Permanente ha acordado que pase al estudio de la Asamblea Plenaria la aprobación de los presupuestos de la revista «Ecclesia» para el año 2002 y de la Universidad Pontificia de Salamanca para el curso 2001-2002. Aprobó además un presupuesto extraordinario con destino a la institución «Justicia y Paz. Comisión General de España».

Finalmente, se ha concedido el preceptivo visto bueno para la publicaci
ón del volumen cuarto de la Sagrada Biblia (Antiguo Testamento, Libros Proféticos), preparada por la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra.

Solidaridad con Argentina

La Conferencia Episcopal Argentina ha enviado a España en los últimos días al Arzobispo de Tucumán, Mons. D.  Luis Héctor Villalba, para referir de viva voz y en primera persona la gravísima situación económica, social y política que se vive en su país. A este efecto, el Arzobispo de Tucumán se entrevistó el pasado sábado con el Cardenal Presidente de la CEE, y anteayer, martes 29 de enero, con el Obispo Secretario General, en presencia del Presidente y del Secretario de Cáritas Española.

Por otro lado, el pasado 14 de enero el Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, Mons. D.  Estanislao Esteban Karlic, Arzobispo de Paraná, dirigió una carta al Cardenal Presidente de la CEE, que ha sido leída en el aula de la Comisión Permanente. En uno de los párrafos de dicha carta dice lo siguiente:

«A los argentinos nos cabe la responsabilidad irrecusable de asumir nuestro destino como nación. Sin embargo, dado que el Santo Padre en su discurso al Cuerpo Diplomático, del 10 de este mes, ha dicho que , me atrevo a pedir a esta Conferencia Episcopal, si a Su Eminencia le parece justo y prudente, haga un llamado al gobierno de su país para que dé un trato equitativo en las relaciones económicas internacionales, sin lo cual nuestro país se ve con gravísimas dificultades para crecer y cumplir sus compromisos».

Informada de ambas entrevistas y del contenido de la carta, la Comisión Permanente, ha acordado expresar su solidaridad con la Iglesia y Nación Argentina y garantizarle la cercanía y la oración de la Iglesia Católica en España.

Ha decidido también invitar a Manos Unidas a que vuelva a incluir a Argentina entre los países destinatarios de sus subvenciones, ayudas y proyectos. Asimismo ha encargado a Cáritas Española la realización de una gran campaña nacional de solidaridad con el citado país y con su Iglesia. Para ello, las Cáritas diocesanas abrirán cuentas en instituciones de crédito de toda España y se realizará una colecta en todas las Misas que se celebren en España el segundo domingo de Cuaresma, día 24 de febrero, llamando a la generosidad al Pueblo de Dios y a los hombres y mujeres de buena voluntad.