Nueva comprensión del Mundo Obrero, nueva evangelización, nueva espiritualidad

Nueva comprensión del Mundo Obrero, nueva evangelización, nueva espiritualidad

Durante los días 24 Y 25 de febrero se han celebrado en El Escorial (Madrid), organizadas por el Departamento de Pastoral Obrera (CEAS) y presididas por Mons. D.  Antonio Algora Hernando, Obispo de Ciudad Real y Obispo responsable de Pastoral Obrera de la Conferencia Episcopal, las XII Jornadas de Delegados, Directores de Secretariados de Pastoral Obrera y responsables generales y de formación de los Movimientos Obreros Cristianos (Hermandad Obrera de Acción Católica –HOAC-, Juventud Obrera Cristiana –JOC-, Hermandades del Trabajo –HHT-, Mujeres Trabajadoras Cristianas –MTC-) y de los Equipos Parroquiales de Pastoral Obrera (EPPOs).

Bajo el lema “Nueva Comprensión del Mundo Obrero, Nueva Evangelización, Nueva Espiritualidad”, 60 personas, procedentes de la mayoría de las diócesis españolas, continuando la reflexión iniciada en “El Trabajo Humano, Principio de Vida” y teniendo muy en cuenta el documento “La Pastoral Obrera de Toda la Iglesia” hemos constatado que el sistema económico actual (el sistema de producción y consumo que predomina en nuestra sociedad) se ha convertido en sistema social y cultural, de manera que está alterando gravemente la realización personal, familiar, social, cultural, espiritual y religiosa, al invadir el trabajo el tiempo de vida, al imponer el consumo como ideal de felicidad y al inducir al ocio evasivo como válvula de escape.

La consecuencia de todo ello es que, además de producir cada vez más pobres, rompe a la persona y su posibilidad de ejercer la comunión para con otras al proponer un proyecto de realización humana adaptado a las necesidades del mercado. Esto reduce a la persona a mera herramienta o mercancía negociable sin otra perspectiva al margen de la tenencia, el consumo y el disfrute individual (ganar, gastar y gozar).

Hemos denunciado esta situación como radicalmente contraria al bien del ser humano, que excluye a los humanismos y, en la práctica, lo incapacita para trascenderse a sí mismo, en su relación con los demás y con Dios.

Ante esta realidad, la respuesta que desde la Pastoral Obrera (P. O.) hemos de dar no es otra que:

  • Ofrecer un modelo de vida diferente, centrado en la vivencia de la caridad cristiana, en clave de justicia y de servicio a los empobrecidos desde los problemas concretos del mundo del trabajo.
  • Afirmar que nuestra preocupación y ocupación es la cercanía con quienes más están sufriendo esos problemas y en entregar nuestra existencia a que sea posible una vida digna para ellos y sus familias.
  • Ofrecer lo que, para nosotros está siendo fuente de dignidad, humanización y felicidad: El Evangelio, la buena noticia de Jesucristo, como propuesta de liberación humana.

Con el propósito de trasladar todas estas reflexiones y propuestas a cada una de las diócesis y en un ambiente de oración y comunión que ha tenido presente en todo el encuentro la vida, el sufrimiento y las situaciones de conflicto del mundo obrero, especialmente el cierre de la empresa Delphi-Puerto Real en Cádiz que no ha dudado en dejar a la intemperie a más de 4.000 familias entre puestos de trabajo directos e indirectos. Todo nuestro apoyo y solidaridad a los trabajadores y familias afectadas.

Que Jesús, el obrero de Nazaret nos guíe, oriente e ilumine en la puesta en marcha de todo este proceso.



dolor felis commodo odio mi, ipsum venenatis ipsum ultricies