Mc 6, 53-56. Los que lo tocaban se curaban.

Terminada la travesía, llegaron a Genesaret y atracaron. Apenas desembarcados, lo reconocieron y se pusieron a recorrer toda la comarca; cuando se enteraba la gente dónde estaba Jesús, le llevaba los enfermos en camillas. En los pueblos, ciudades o aldeas donde llegaba colocaban a los enfermos en la plaza y le rogaban que les dejase tocar al menos la orla de su manto; y los que la tocaban se curaban.

Otras lecturas del día:

– Gén 1, 1-19. Dijo Dios, y así fue.

– Sal 103. Goce el Señor con sus obras.