Tfno: +34 913 439 600 / 604     ✝      Contacto

Lunes de la XIV semana del tiempo ordinario

 

Mt 9, 18-26. Mi hija acaba de morir, pero ven tú y vivirá.

Mientras les decía esto, se acercó un jefe de los judíos que se arrodilló ante él y le dijo: «Mi hija acaba de morir. Pero ven tú, impón tu mano sobre ella y vivirá». Jesús se levantó y lo siguió con sus discípulos. Entre tanto, una mujer que sufría flujos de sangre desde hacía doce años, se le acercó por detrás y le tocó la orla del manto, pensando con solo tocarle el manto se curaría. Jesús se volvió y al verla le dijo: «¡Ánimo, hija! Tu fe te ha salvado». Y en aquel momento quedó curada la mujer. Jesús llegó a casa de aquel jefe y, al ver a los flautistas y el alboroto de la gente, dijo: «¡Retiraos! La niña no está muerta, está dormida». Se reían de él. Cuando echaron a la gente, entró él. cogió a la niña de la mano y ella se levantó. La noticia se divulgó por toda aquella comarca.

Otras lecturas del día:

– Os 2, 16. 17b-18. 21-22. Me desposaré contigo para siempre.

– Sal 144. El Señor es clemente y misericordioso.

2018-07-01T00:23:06+00:00domingo 1 julio, 2018|

Actividades

diciembre 2018
L M X J V S D
« Nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31