Viernes de la XVI semana del tiempo ordinario

Viernes de la XVI semana del tiempo ordinario

 

Mt 13, 18-23. El que escucha la palabra y la entiende, ese da fruto.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: Vosotros, pues, oíd lo que significa la parábola del sembrador: si uno escucha la palabra del reino sin entenderla, viene el Maligno y roba lo sembrado en su corazón. Esto significa lo sembrado al borde del camino. Lo sembrado en terreno pedregoso significa el que escucha la palabra y la acepta enseguida con alegría; pero no tiene raíces, es inconstante, y en cuanto viene una dificultad o persecución por la palabra, enseguida sucumbe. Lo sembrado entre abrojos significa el que escucha la palabra; pero los afanes de la vida y la seducción de las riquezas ahogan la palabra y se queda estéril. Lo sembrado en tierra buena significa el que escucha la palabra y la entiende; ese da fruto y produce ciento o sesenta o treinta por uno».

Otras lecturas del día:

– Éx 20, 1-17. La ley se dio por medio de Moisés.

– Sal 18. Señor, tú tienes palabras de vida eterna.