Tfno: +34 913 439 600 / 604     ✝      Contacto

Martes de la XXIV semana del tiempo ordinario

 

Lc 7, 11-17. ¡Muchacho, a ti te lo digo, levántate!

Poco tiempo después iba camino de una ciudad llamada Naín, y caminaban con él sus discípulos y mucho gentío. Cuando se acercaba a la puerta de la ciudad, resultó que sacaban a enterrar a un muerto, hijo único de su madre, que era viuda; y un gentío considerable de la ciudad la acompañaba. Al verla el Señor, se compadeció de ella y le dijo: «No llores». Y acercándose al ataúd, lo tocó (los que lo llevaban se pararon) y dijo: «¡Muchacho, a ti te lo digo, levántate!». El muerto se incorporó y empezó a hablar, y se lo entregó a su madre. Todos, sobrecogidos de temor, daban gloria a Dios, diciendo: «Un gran Profeta ha surgido entre nosotros», y «Dios ha visitado a su pueblo». Este hecho se divulgó por toda Judea y por toda la comarca circundante.

Otras lecturas del día:

– 1 Cor 12, 12-14. 27-31a. Vosotros sois el cuerpo de Cristo, y cada uno es un miembro.

– Sal 99. Nosotros somos su pueblo y ovejas de su rebaño.

2018-09-17T14:36:53+00:00sábado 1 septiembre, 2018|

Actividades

diciembre 2018
L M X J V S D
« Nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31