Lc 13, 18-21. El grano creció y se hizo un árbol.

Decía, pues: «¿A qué es semejante el reino de Dios o a qué lo compararé? Es semejante a un grano de mostaza que un hombre toma y siembra en su huerto; creció, se hizo un árbol y los pájaros del cielo anidaron en sus ramas».

Y dijo de nuevo: «¿A qué compararé el reino de Dios? Es semejante a la levadura que una mujer tomó y metió en tres medidas de harina, hasta que todo fermentó».

Otras lecturas del día:

– Ef 5,21-33. Es este un gran misterio: y yo lo refiero a Cristo y a la Iglesia.

– Sal 127. Dichosos los que temen al Señor.