Tfno: +34 913 439 600 / 604     ✝      Contacto

IV Domingo de Pascua



Jn 10, 11-18. El buen pastor da su vida por las ovejas.

«Yo soy el Buen Pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo las roba y las dispersa; y es que a un asalariado no le importan las ovejas. Yo soy el Buen Pastor, que conozco a las mías, y las mías me conocen, igual que el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas. Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a esas las tengo que traer, y escucharán mi voz, y habrá un solo rebaño y un solo Pastor. Por esto me ama el Padre, porque yo entrego mi vida para poder recuperarla. Nadie me la quita, sino que yo la entrego libremente. Tengo poder para entregarla y tengo poder para recuperarla: este mandato he recibido de mi Padre».

Otras lecturas del día:

– Hch 4, 8-12. No hay salvación en ningún otro.

– Sal 117. La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular.

– 1 Jn 3, 1-2. Veremos a Dios tal cual es.

2018-05-16T18:30:05+00:00domingo 1 abril, 2018|

Actividades

diciembre 2018
L M X J V S D
« Nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31