Situación de la Pastoral Obrera

Pastoral Obrera

Situación de la Pastoral Obrera

Pastoral Obrera

HISTORIA DE LA PASTORAL OBRERA DE ESPAÑA

La Pastoral Obrera en España surge en la década de 1940-1950 cuando nacen en España los Movimientos Obreros Cristianos: Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), Hermandades del Trabajo (HHT) y la Juventud Obrera Cristiana (JOC), aunque la JOC entra en España en el año 1932 donde tenemos datos de los primeros equipos jocistas.

LOS PRIMEROS MOMENTOS

Los Movimientos Obreros Cristianos nacieron en la época del nacional-catolicismo de España y cumplieron un papel fundamental en la sociedad española, en el mundo obrero y en la misma Iglesia. Aportaron, junto con otros colectivos, una nueva comprensión de la vida, del compromiso, de la evangelización.

LOS MOMENTOS DIFÍCILES

De los años 1960-1975, los Movimientos Obreros cristinos vivieron situaciones muy difíciles, tanto en el ámbito político como en el eclesial:

  • Represión ejercida por el Régimen Franquista hacia muchos militantes
  • Cierta incomprensión de una parte de la Jerarquía de la Iglesia
  • Cierta crisis de identidad de alguno de los colectivos obreros cristianos

Estas mismas dificultades las padecieron también los “sacerdotes obreros” y otros colectivos obreros cristianos.

LA PASTORAL OBRERA COORDINADA Y ORGANIZADA

La Pastoral Obrera surge de manera organizada y coordinada en la Conferencia Episcopal Española en el año 1965. Un colectivo amplio de obispos, provenientes bastantes de ellos de la Acción Católica General y de los Movimientos Especializados de Acción Católica, trabajaron para crear, dentro de la Comisión de Apostolado Seglar de la Conferencia Episcopal Española, la SUBCOMISIÓN DE PASTORAL OBRERA y así fue aprobado por la misma Conferencia Episcopal.

COMPOSICIÓN DE LA PASTORAL OBRERA EN LA IGLESIA

Dentro de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar se constituyeron Subcomisiones entre la que se encontraba la de Pastoral Obrera.

Dicha Subcomisión estaba constituida por:

  • El Obispo Responsable de Pastoral Obrera
  • El Director de la Subcomisión

LA PASTORAL OBRERA EN LAS DIÓCESIS

Empieza a surgir la Pastoral Obrera dentro de la organización pastoral diocesana como Delegaciones o Secretariados.

EL CONSEJO ASESOR DE PASTORAL OBRERA

El Obispo Responsable de Pastoral Obrera crea en la Subcomisión de Pastoral Obrera un grupo de personas comprometidas en la evangelización del mundo obrero como asesores o consejeros:

  • Responsables Generales de los Movimientos Obreros Cristianos.
  • Responsables de las Provincias Eclesiásticas

Junto con el Obispo Responsable y Director de la Subcomisión reflexionan, dinamizan, coordinan la realidad de Pastoral Obrera en España.

SUBCOMISIÓN/DEPARTAMENTO

Por una nueva renovación de la organización de la Conferencia Episcopal, la Subcomisión pasa a llamarse Departamento de Pastoral Obrera.

Hoy, el Consejo Asesor de Pastoral Obrera del Departamento queda constituido por:

— Obispo Responsable
— Director del Departamento
— Presidentes de 4 Movimientos (HHT, HOAC, JOC, MTC)
— Coordinador de los Religiosos/as en el mundo obrero
— Representantes de algunas Provincias Eclesiásticas

LA PASTORAL OBRERA HOY

En estos momentos contamos con:

  • presencia de los Movimientos en la mayoría de los diócesis
  • presencia de Delegaciones o Secretariados en 50 diócesis de las 80 que hay en España
  • Equipos Parroquiales de Pastoral Obrera en bastantes diócesis. Hoy contamos con unos 55.

TAREAS DEL DEPARTAMENTO

— Coordinar la Pastoral Obrera General
— Acompañar y dinamizar las diócesis, sobre todo a las que están en situaciones más precarias
    y trabajar para que surjan Delegaciones en diócesis en las que no existe aún
— Ofrecer reflexiones
— Contacto con otras Comisiones Episcopales
— Contacto con Sindicatos y otros colectivos sociales
— Organizar Jornadas (todos los años)
— Coordinarse con los demás Departamentos de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar
    (Obispos responsables y Directores)

PROBLEMAS MÁS IMPORTANTES DEL MUNDO OBRERO HOY

La precarización del empleo.

Con ello nos referimos a:

  • La situación de paro ( 11,3% según la EPA a final de 2003) y las dificultades de acceso al empleo.
  • La precarización de las condiciones de empleo: temporalidad, desregulación, subcontratación, incumplimiento de contratos…
  • La economía sumergida.
  • La desprotección de los trabajadores autónomos y la extensión de los autónomos dependientes.
  • Estos cambios están afectando fundamentalmente a los jóvenes, a las mujeres y a los inmigrantes.

El deterioro de las condiciones de trabajo:

  • Los contratos –basura y los bajos salarios, que siembran en los trabajadores y sus familias una permanente inseguridad.
  • Las diferencias salariales cada vez mayores.
  • Los horarios flexibles en función de la productividad, que produce un grave atentado contra el estado físico y psíquico del trabajador, y destruye su tiempo de vida.
  • La rotación en diferentes puestos de trabajo, que anula la vocación profesional del trabajador
  • La movilidad geográfica, que rompe relaciones familiares, culturales y sociales.
  • La pérdida o disminución de derechos adquiridos anteriormente con el esfuerzo y a veces la sangre de otros trabajadores, etc.
  • Una consecuencia de este deterioro es la siniestralidad laboral.

La pérdida de la cultura y conciencia obreras

El sistema capitalista ha ejercido y sigue ejerciendo una gran influencia sobre las personas a través de la extensión de los valores de la cultura dominante, el pensamiento único, la globalización, las nuevas tecnologías de la comunicación.

Todo ello está mermando notablemente la capacidad de análisis y de respuesta a los problemas que provocan empobrecimiento y sufrimiento y está cristalizando en unas formas de vivir presididas por el individualismo, el consumismo y el hedonismo.

Está llevando a la ausencia de conciencia de clase, que se traduce en. desmovilización, disminución del asociacionismo y de la participación, y a la pérdida de valores propios de la cultura obrera: la solidaridad, la justicia, la igualdad, etc. y lo que es peor, está generando una profunda desesperanza.

La fragmentación del mundo obrero que presenta cada vez más brechas abiertas por…

— El empleo y los salarios
— El nivel de ing
resos
— El de la diferencia generacional
— El del sexo

La familia obrera

Tanto las condiciones laborales que determina la precariedad como el deterioro de los servicios sociales y públicos básicos ( vivienda, sanidad, educación…)

La situación de paro, precariedad y flexibilidad del mercado de trabajo unida a la creciente cultura del consumo hedonista y de la evasión de la realidad, afecta de una manera especial a la familia en muchos aspectos: a la situación de la mujer, a la educación de los hijos, a la acogida de los mayores, a la transmisión de pautas culturales y de valores.

La inmigración

Su existencia en el mercado de trabajo está marcada con mucha frecuencia por la precariedad o por situaciones extremas de economía sumergida, lo cual influye muy negativamente en sus condiciones de vida y trabajo, que son extremadamente vulnerables.

La figura del inmigrante se ha ido configurando como algo puramente funcional a las necesidades del mercado.

Los inmigrantes sufren en muchos casos pésimas condiciones de vida debido a la debilidad del papel social del Estado y a la progresiva privatización de los servicios y recursos públicos.

La debilidad de las organizaciones obreras

Aparece un distanciamiento entre las organizaciones obreras y los trabajadores; aquéllas aparecen como meros gestores y tienen serias dificultades para llegar a los sectores más empobrecidos.

Las consecuencias de esta debilidad interna son: la pérdida de credibilidad de los sindicatos entre los trabajadores, la reducción de afiliación especialmente entre los jóvenes, la fragmentación y la pérdida de influencia del movimiento obrero y de la cultura obrera.

El desmantelamiento de los servicios públicos

Se ha ido devaluando progresivamente lo público, frente a lo privado. Sus consecuencias son claras. Deslegitima y debilita la reivindicación de los derechos sociales, transfiere poder de las personas al mercado, incrementa la debilidad de los pobres aumentando la pobreza y marginación, cuando no la exclusión, genera actitudes individualistas, etc..

El desmantelamiento de los servicios sociales públicos y del Estado del bienestar, motivado por las privatizaciones, por la reducción de presupuestos, etc acentúa la dependencia de las personas respecto al mercado, dificulta la vertebración y cohesión social, y aumenta la desigualdad y la pobreza.]

ASPECTOS FUNDAMENTALES DE LA PASTORAL OBRERA: NUESTRO OBJETIVO

La evangelización del mundo obrero, objetivo central de la Pastoral Obrera, es preocupación, responsabilidad y tarea de toda la Iglesia (EN 14; CLIM 19). Es ella, en cuanto cuerpo visible de la presencia de Cristo entre nosotros, quien recibe de El la misión de «ir por el mundo entero predicando la Buena Noticia a toda la humanidad» (Mc. 15, 15-20). Fiel a la voluntad de su Señor, toda la Iglesia ha de sentirse y ha de mostrarse corresponsablemente unida, también en el testimonio cristiano, en el servicio evangélico a los trabajadores y también a la voluntad transformadora de esas condiciones sociales que tan directamente afectan al mundo obrero.

PROBLEMAS EN PASTORAL OBRERA

  • El sistema neoliberal ha secuestrado “la conciencia” de los trabajadores, de la sociedad y de los cristianos.
  • Cuando el conflicto social se oculta y se desvanece en la conciencia de las personas, la Pastoral Obrera es vista como algo descafeinado e innecesario; entonces el compromiso queda reducido a meros actos o actividades puntuales para paliar superficialmente las manifestaciones de experiencias inhumanas e injustas y a puras reivindicaciones puramente materiales y asistenciales.
  • Por esa razón hemos trabajado durante dos años para intentar hacer una explicación del conflicto social en estos momentos históricos.
  • Editaremos dos libros que sirvan de pistas de trabajo y que ayuden a dar razón del conflicto social hoy.
  • Vamos a elaborar unas fichas pedagógicas de trabajo para que se trabajen en los grupos de Pastoral Obrera y otras organizaciones sociales, sindicales, etc.

RESPUESTA DESDE PASTORAL OBRERA

  • Presencia en la sociedad: el compromiso de los mi
    litantes de Pastoral Obrera en las organizaciones sociales, sindicales, políticas
  • Campañas ante situaciones del mundo obrero
  • Formación de militantes cristianos
  • Que la Pastoral Obrera sea de toda la Iglesia:

— Potenciar Delegaciones de Pastoral Obrera
— Formación de Equipos Parroquiales de Pastoral Obrera.
— Potenciar los Movimientos Obreros Cristianos
— Repensar aspectos de Pastoral Obrera desde el “conflicto social”

ESTAMOS CONVENCIDOS

  • El trabajo es el núcleo del conflicto social
  • Mientras esto no entre en la conciencia de la Iglesia y de la sociedad:

— Mundo obrero más incapaz de reacción
— La Iglesia no llegará a realizar una evangelización que entre en las entrañas
    de las experiencias más profundas del mundo obrero
— La Pastoral Obrera quedará reducida a un pequeño resto
— Se desvirtuará el compromiso

ASPECTOS FUNDAMENTALES DE LA PASTORAL OBRERA: LÍNEAS DE ACCIÓN

  • Presencia de la Pastoral Obrera en la vida y misión de la Iglesia
  • Presentacia de la Pastoral Obrera en la sociedad
  • Formación de militantes obreros cristianos
  • Extensión de la Pastoral Obrera

NUESTRAS PREOCUPACIONES ACTUALES Y RETOS

  1. Necesidad de implicar a toda la Iglesia en esta Pastoral
  2. Animar la presencia de cristianos trabajadores en las realidades sociales y de su entorno: asociaciones, sindicatos, partidos, movimientos sociales, etc.
  3. Respuesta pública ante situaciones claramente injustas que afecten al mundo obrero en su conjunto o a la dignidad de las personas en el trabajo. Muy atentos a la realidad que viven los trabajadores inmigrantes
  4. Acercarnos, como organización de la Iglesia, a las organizaciones del mundo obrero para conocernos más, compartir el conocimiento de la realidad, apoyarnos mutuamente, etc.
  5. Profundizar en el conocimiento de las situaciones del mundo obrero actual y de las causas que lo provocan.
  6. Profundizar en el conocimiento de las situaciones del mundo obrero actual y de las causas que lo provocan.
  7. Formarse frente al conflicto social.
  8. Considerar los problemas del mundo obrero desde el conflicto y desde la perspectiva de los más empobrecidos
  9. Vivir desde el conflicto para convertirlo en un proceso de conversión y de evangelización