Sábado de la III semana del Tiempo Ordinario

Sábado de la III semana del Tiempo Ordinario

Mc4, 35-41. ¿Quién es este? ¡Hasta el viento y el mar lo obedecen!

Aquel día, al atardecer, les dice Jesús: «Vamos a la otra orilla». Dejando a la gente, se lo llevaron en barca, como estaba; otras barcas lo acompañaban. Se levantó una fuerte tempestad y las olas rompían contra la barca hasta casi llenarla de agua. Él estaba en popa, dormido sobre un cabezal. Lo despertaron, diciéndole:

«Maestro, ¿no te importa que perezcamos?». Se puso en pie, increpó al viento y dijo al mar: «¡Silencio, enmudece!». El viento cesó y vino una gran calma. Él les dijo: «¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?». Se llenaron de miedo y se decían unos a otros: «¿Pero quién es este? ¡Hasta el viento y el mar lo obedecen!».

Otras lecturas del día:

– 2 Sam 12, 1-7a. 10-17. He pecado contra el Señor.

– Sal 50. Oh, Dios, crea en mí un corazón puro.



ut odio ipsum felis tristique nec Sed porta. at