VII Curso de Teología de la Vida Consagrada

VII Curso de Teología de la Vida Consagrada

«La palabra de Dios acogida y celebrada en la vida consagrada» fue el lema elegido por la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada y la Facultad de Teología «San Dámaso» para la VII edición del Curso de Teología de la Vida Consagrada, que tuvo lugar en Ávila del 15 al 22 de julio de 2007. 

Casi un centenar de jóvenes religiosas, junioras o profesas con menos de diez años de profesión pertenecientes a 17 Institutos de Vida Consagrada, participaron en este encuentro que, desde una visión integral e integradora, ofrece una profundización en los núcleos más esenciales del Misterio de Cristo y de la Iglesia.

El Prof. D. Alfonso Lozano Lozano, del I.S.C.R. San Dámaso de Madrid, fue el encargado de introducir el estudio de la Constitución «Dei Verbum. Su palabra en nuestros labios». La Palabra acogida es celebrada por toda la Iglesia, como explicó el Delegado de Liturgia de la Archidiócesis de Valladolid, D. Aurelio García Macías, en su exposición sobre «Sacrosanctum Concilium: Celebrar el Misterio de Cristo». Como en otras ediciones, el curso contó con la presencia permanente de su director, Mons. D. Jesús Sanz Montes, OFM, Obispo de Huesca y Jaca y Presidente de la CEVC, quien impartió en sus clases una materia de especial interés para las asistentes: «Teología de la vida consagrada: la consagración como pertenencia al Señor».

La oración personal y las celebraciones litúrgicas fueron cuidadas con esmero en estos días de fuerte comunión eclesial. El hecho de que participaran diversas familias religiosas subrayó el enriquecimiento que supone para la Iglesia la existencia de los distintos carismas, y permitió a las participantes gozar del don de la fraternidad, bajo la paterna solicitud de quienes tienen encomendado el cuidado del Pueblo de Dios. El curso se abrió con la celebración de la Santa Misa, presidida por el Obispo de la Diócesis, Mons. D. Jesús García Burillo, y contó con la presencia del Cardenal-Arzobispo de Madrid, D. Antonio María Rouco Varela, quien se dirigió a las religiosas en tono cálido y cordial para transmitir una reflexión teológica y pastoral sobre la Misión Joven llevada a cabo en la Provincia Eclesiástica de Madrid, y presidió la Eucaristía en la capilla del Seminario Diocesano de Ávila. La visita al Monasterio de la Encarnación de las Carmelitas Descalzas, con la celebración de la Eucaristía y el rezo de Vísperas, fue ocasión de testimoniar la belleza de la vocación consagrada, poniendo de relieve la primacía absoluta de la vida en el Espíritu, necesaria para llevar a cabo la misión apostólica encomendada por la Iglesia.

Junto a las clases propiamente dichas, se ofrecieron varias conferencias-coloquio con el fin de iluminar la realidad desde una perspectiva cristiana. Así, D. José Francisco Serrano Oceja, Decano de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Información de la Universidad CEU-San Pablo, se asomó a «Los medios de comunicación: púlpitos de buenas noticias o laboratorios de ideologías». Desde su experiencia en cargos de gobierno, la Madre M.ª Dolores Artacho López, Franciscana de los Sagrados Corazones, abordó el tema de «El servicio de la autoridad en la vida consagrada». El formador del Seminario Diocesano de Getafe, D. Carlos Díaz Azarola, disertó sobre «Los jóvenes hoy: acompañar sus preguntas, acercar la respuesta de Dios en la Iglesia».

La programación de la edición de julio 2008 ya está en marcha.  

Lourdes Grosso García, M. Id
Directora del Secretariado de la Comisión Episcopalpara la Vida Consagrada



Lorem elit. Donec non nec ut