XXVIII Jornada General de Apostolado Seglar

XXVIII Jornada General de Apostolado Seglar

La Comisión Episcopal de Apostolado Seglar (CEAS), cuyo presidente es  Mons. D. Julián Barrio, Arzobispo de Santiago de Compostela, acompañado por Mons. D. Antonio Algora, Obispo de Ciudad Real, y Mons. D.  Atilano Rodríguez, Obispo de Ciudad Rodrigo, presidieron las XXVIII Jornadas Generales de Apostolado Seglar organizadas por  la Comisión. La Iglesia española estuvo representada por las Delegaciones de Apostolado Seglar de 33 diócesis, 2 Delegaciones de Catequesis y 29 Presidentes de Movimientos Apostólicos y Asociaciones de fieles cristianos laicos con un total de unos 120  participantes. D. Antonio Cartagena, director del Secretariado de la CEAS, actuó de moderador, en estas Jornadas que se han celebrado bajo el lema “Formación e identidad cristiana”.

Las Jornadas se iniciaron con una ponencia de D. Juan Manuel de Prada, escritor y periodista, sobre “El compromiso evangelizador en la acción cultural”. El ponente destacó lo que es esencial de la identidad cristiana y cómo se puede proyectar esta identidad a través de la actividad cultural, sabiendo que nuestra identidad cristiana tiene que ser configuradora del mundo. “Estamos en un mundo donde todo se ha subvertido, por lo que nosotros como cristianos corremos también el riesgo de subvertirlo todo y de poner el énfasis en aquello que es accesorio y descuidar lo que es esencial. El problema de los católicos de hoy es un problema de identidad y de testimonio. No somos testigos de aquello en lo que creemos. Por lo que tenemos que ver hasta qué punto estamos contaminados por lo que es accesorio, y hasta qué punto eso que no es esencial ha contaminado nuestra identidad. Nos podríamos preguntar si no estaremos cometiendo ese gravísimo pecado de pensar que el cristiano puede vivir en el mundo dividiendo la realidad en dos compartimentos estancos, viviendo la fe por un lado y la ideología por el otro sin que se interfieran. Nuestra fe tiene que penetrar toda nuestra ideología y nuestras actitudes ante el mundo, porque si nuestra fe no penetra nuestra visión del mundo, al final será el mundo quien penetre nuestra fe”.

Posteriormente D. Alfonso Fernández Casamayor, Vicario General de Málaga, tituló su ponencia “Catecumenado y Pedagogía activa”. Nos presentó el Itinerario de Formación Cristiana para Adultos, dijo que quiere ser un instrumento ofrecido para todos: diócesis, parroquias, Movimientos… porque cada vez más nos encontramos con bautizados que no creen, ese apostasía silenciosa, como decía Juan Pablo II en Ecclesia in Europa, “gente que sin darse cuenta pasan de ser católicos practicantes a no practicar, de no practicante a no creyente, y de no creyente a abandonarlo todo. Y esta apostasía es la que hace reaccionar de un modo nuevo y ver la necesidad de plantear una nueva evangelización. De cara a esta nueva evangelización”, el Itinerario ha conseguido integrar la importancia de la tradición de la formación catequética y la formación militante. La finalidad pretendida por este Itinerario es la de  ayudarnos para que nos adentremos en el corazón del misterio de la fe y así podamos vivirla gozosamente en su integridad y comunicarla esperanzadamente a los demás al habernos encontrado con la persona de Jesucristo Resucitado.

Se contó también con la presencia de Dª Lourdes Azorín Ortega, Ex­ Secretaria General de la Acción Católica Española, quien nos habló de las “Claves metodológicas del Itinerario de Formación Cristiana de Adultos”. Y con Dª Beatriz Pascual, coordinadora, que nos presentó el trabajo a realizar a continuación. A continuación  se pudo experimentar el trabajo de un tema concreto del Itinerario, que en un primer momento fue de forma personal y posteriormente en grupo. Concluyendo el día con las vísperas y la Eucaristía que presidió Mons. Atilano, después de la cena hubo una convivencia fraterna y festiva.

El domingo, tras la Eucaristía, presidida por Mons. D.  Antonio Algora se retomó el trabajo en un  Plenario donde se compartieron las experiencias de las aplicaciones del Itinerario de Formación Cristiana para Adultos que ya se realizan en distintas diócesis: Beatriz Pascual, en Alcalá; Juan de Dios Martín, Ciudad Real; Miguel Arguello, Valladolid; Blas Miguélez, Astorga. Ello sirvió para aclarar las dudas surgidas en los distintos grupos a la hora de trabajar el tema.  Se clausuró el encuentro ofreciendo la CEAS una serie de sugerencias y  pautas para la aplicación de esta formación integral que canalizará el trabajo por medio de una coordinadora propuesta para servir a estos objetivos.



et, Phasellus tristique leo. id mattis ipsum tempus