Esta Sagrada Biblia, versión oficial de la Conferencia Episcopal Española, fue aprobada por su Asamblea Plenaria en noviembre de 2008. A partir de esta traducción se han elaborado los textos litúrgicos que han sido posteriormente aprobados por la Conferencia Episcopal Española.